MULTIMEDIOS DIGITAL
21 de marzo de 2016 / 03:56 p.m.

México.- El caso de Ana Dalai, fallecida hija de Gloria Trevi, siempre ha contado con gran polémica pues se ha rumorado que María Raquenel, mejor conocida como ‘Mary Boquitas’, tuvo que ver con la desaparición del cuerpo.

A años de lo ocurrido, la cantante habló del tema y despejó las dudas sobre su inocencia.

"Si ella se enoja lo siento mucho, yo no digo que Gloria tiene que hablar bien de mí o a defenderme, pero ella sabe perfectamente bien lo que yo pude haber hecho, lo que yo era capaz de hacer. Ni estaba en el momento en que ella falleció, Sergio me había mandado a comprar un pollo y rentar una película (Mi Pobre Angelito 2), cuando llego, comenzamos a comer y tiempo después vieron que la niña había fallecido. Y lo demás, discúlpame que te lo diga, ella sabe perfectamente bien que no tuve nada que ver y jamás hubiera podido hacer algo así", contó durante una entrevista para un programa de espectáculos.

Asimismo hizo énfasis en las declaraciones que hizo Karina Yapor en su libro, donde escribió “No quiero imaginar que los ruidos en la cocina pudo haber sido Raquenel haciendo quién sabe qué tanta tontería”, haciendo referencia a los rumores que apuntaban a que Raquenel había cortado el cuerpo de la pequeña para meterlo en una bolsa.

"Gloria, discúlpame, pero la única que tiene qué decir eres tú. Nunca ha dicho las cosas abiertamente, entonces ha permitido que se embarre gente, incluyéndome a mí. Repito, no quiero que ella salga a decir que Raquenel es una divina santa, pero hubiera sido maravilloso, para quitarme el sombrero, que un día dijera: 'A nadie le importa la vida de mi hija, pero esta mujer, María Raquenel, no tuvo nada que ver', porque ella sabe muy bien que yo no tuve absolutamente nada que ver", agrega.

Por otra parte recordó que Gloria le había dicho que quería que ella hubiese sido quien se hiciera cargo de Ana Dalai.

"Yo me acuerdo que ella (Gloria) me dijo: 'Yo quería que tú te hicieras cargo, porque tú le hubieras dado cristiana sepultura y me podrías decir dónde está mi hija'. Yo le dije: 'Yo hubiera sido feliz de hacerlo', porque yo a la niña la quería, yo fui la madrina de bautizo de la pequeña'", culminó.