15 de marzo de 2013 / 03:54 p.m.

Tras permanecer nueve días en la capilla ardiente de la Academia Militar, el féretro con los restos del presidente venezolano fue llevado esta madrugada al Cuartel de la Montaña.

 

Caracas.- Custodiado por hasta cuatro cuerpos militares y policiales diferentes y en medio de un fuerte secretismo, el Museo de la Revolución de Caracas, en la popular barriada 23 de Enero, recibe hoy de manera temporal los restos del presidente Hugo Chávez.

El féretro será trasladado hasta el Museo de la Revolución, en un cortejo fúnebre masivo y por las grandes avenidas de Caracas, el cual estará encabezado por el presidente encargado, Nicolás Maduro, quien ya está en plena campaña electoral contra el candidato opositor de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Henrique Capriles, de cara a los comicios del 14 de abril.

A diferencia de los cuerpos embalsamados de Lenin, que reposa en un mausoleo en la Plaza Roja de Moscú, o de Mao Zedong, que tiene su urna en la Plaza de Tienanmen de Pekín, los restos del presidente venezolano quedarán temporalmente en un espacio menos reconocido, pero no menos simbólico.

En lo alto de una loma al oeste de la capital, el museo en el que quedará exhibido su cuerpo a la espera de un futuro traslado, no es un sitio escogido al azar, sino el emblemático Cuartel de la Montaña en el que Chávez se refugió durante su fallido golpe de Estado del 4 de febrero de 1992, que lo llevaría a la presidencia de la República en 1996.

La antigua escuela militar ocupa, además, el corazón de la parroquia del 23 de Enero, una zona roja tanto por su incondicionalidad chavista como por su peligrosidad.

Miembros de la Guardia Nacional, la policía militarizada, así como de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de Policaracas custodiarán el recorrido del cortejo que trasladará el féretro desde la capilla ardiente de la Academia Militar, donde permaneció los últimos nueve días, al 23 de Enero; lugar en el que, además, Chávez votó durante los últimos 14 años de su mandato.

Desde el miércoles crece la duda entre expertos y el propio gobierno del presidente encargado, Nicolás Maduro, sobre si el cuerpo de Hugo Chávez podrá o no ser embalsamado, por el tiempo que ha pasado desde su deceso por "“infarto fulminante"” el pasado 5 de marzo, a raíz de un muy agresivo cáncer pélvico que le fue detectado en Cuba en junio de 2011.

Por esto, muchos creen que el mandatario podría ser llevado al Panteón Nacional, donde reposan los restos del prócer Simón Bolívar, lo cual supone una reforma a la Constitución.

Otra opción es que sea enterrado en las llanuras del suroeste del país, en su estado natal de Barinas, tal y como él lo expresó alguna vez.

Según el patólogo venezolano Gottfried Rybak, "“al cadáver se le debió extraer la sangre para evitar la formación de coágulos, que impedirían ahora el paso de la mezcla a base de formol para un embalsamiento verdadero. Lo más sano a estas alturas es darle un entierro formal"”, opinó para MILENIO.

En tanto, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) anunció que hoy rendirá un “homenaje póstumo” a Chávez, precedido de una ofrenda floral ante la estatua del Libertador Simón Bolívar en la sede general de la OEA, en Washington.

El 5 de marzo, la OEA que dirige el chileno José Inzulza hizo ondear sus banderas a media asta e informó que su Consejo iba a celebrar una sesión extraordinaria en su honor, la cual será hoy, cuando además la OEA continúe sus debates sobre la polémica reforma de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Claves

Debate y disculpas

-El opositor Henrique Capriles reclamó ayer debatir con el mandatario encargado y candidato oficialista, Nicolás Maduro.

-Capriles se excusó ya con la familia de Chávez, condición que le impuso Maduro para aceptar un debate, luego de que el líder opositor dudara del día de la muerte del gobernante.

-“"Vamos a debatir, Nicolás y Capriles, de inseguridad, de economía, de agua, aseo urbano, de empleo, de expropiaciones"”, pidió el candidato de la oposición.

HUMBERTO MÁRQUEZ-AGENCIAS