22 de septiembre de 2014 / 06:39 p.m.

Monterrey.- Ante 35 mil jóvenes y una amplia mezcla de géneros musicales y un recinto multicolor, culminó la quinta edición del Hellow Festival que tuvo en el mundialmente famoso Dj Deadmau5 la presentación estelar de cierre al evento de dos días en la capital regiomontana.

Con su espectáculo traído desde Canadá exclusivamente para el festival, el productor de música electro house dio broche de oro a la noche de total éxtasis para los fanáticos presentes.

A pesar de las amenazas de lluvia pronosticadas, los espectadores arribaron al Parque Universitario, esta vez preparados con impermeables y paraguas, aunque la fuerte lluvia nunca llegó.

Desde la tarde del sábado inició la segunda jornada del maratónico festival con una fusión de rock y electropop en los tres escenarios que albergaba el recinto.

Un desfile electrónico transcurrió en los adentros del Dance Tent con actuaciones de DJ como Leo Leal, Jayceeoh, Michael Brun, TJR, entre otros.

Con los neoyorkinos de The Knocks, el joven público encendió el ambiente de la enorme carpa, pero fue con la sensualidad de Sasha Grey con quien llegaron al éxtasis moviendo el esqueleto al ritmo de sus mezclas.

Una lluvia de cerveza lanzada por los mismos asistentes empapó el ambiente, sin que dejaran de bailar y gritar al ritmo de la música electrónica.

La juerga rockera se vivió en los enormes escenarios, donde bandas como Mel Band Project, Delta Rae, Doña Diabla y El Columpio Asesino, deleitaron a los concurrentes con sus guitarrazos y rasgadas gargantas.

Los escenarios también contaron con instantes electrónicos con las agrupaciones Sigma, MNDR y los integrantes de "Las Tropical", quienes se mostraron molestos por los problemas de sonido en sus primeras canciones.

Cut Copy, quienes se presentarán este domingo en el José Cuervo Salón de la Ciudad de México, conquistaron también al público con su innovador "indie dance".

El crujir de las tarimas se escuchó cuando La Pura Sabrosura arribó a saltos al escenario Bud Light haciendo retumbar a los regiomontanos con su peculiar fusión de géneros.

El "Duerme soñando" de los cumbieros llegó hasta lo más hondo de los corazones fanáticos haciéndolos vibrar de la emoción.

Tony Hernández, vocalista de la agrupación, derrochó su amor a las tierras regias al expresar: “¡Muchas felicidades mi ciudad hermosa de Monterrey!”, refiriéndose al aniversario de su fundación.

Contrastando con el estilo de los cumbieros, Die Antwoord se presentó una hora después en el mismo escenario con su misterioso e intenso electro-rap, dejando a más de uno admirado por su enérgico espectáculo en el que el vocalista del grupo Ninja, se lanzó al público para ser atrapado por los brazos de sus ya descontrolados fans.

El desenfreno ya no cesó durante el festival, y la multitud fue acelerando paso al escenario Bud Light Platino para ser parte del viaje psicodélico que ofrece MGMT, el cual envolvió a chicos y grandes con las delicadas notas que emanaba Andrew VanWyngarden desde su guitarra.

Luces fosforescentes acompañadas de confusos trazos se tatuaban entre los cuerpos de los presentes durante la vivaz tocada de uno de los grupos más esperados de la noche.

De la onda electrónica de 2014 hasta la euforia del rock de los años 90 pasó el festival con la presentación de Caifanes, que arrasó y saturó la zona del escenario, así como también la del pasillo del Lounge Garden VIP, pues todos querían ser parte del espectáculo.

"La célula" explotó con gritos, recuerdos, nostalgia, algunas lágrimas y cabezas moviéndose de arriba abajo en armonía con la voz de Saúl Hernández, adornando la gloriosa noche de los rockeros.

Pasada la medianoche sólo quedaba esperar al que prometía ser el alma del festival: Deadmau5.

El surgir de la reluciente "Mau5head", a las 00:30 horas, detonó la fiesta y miles de alaridos eufóricos hicieron vibrar impetuosamente los suelos del Parque Universitario envuelto en un baile de 90 minutos.

El mago de las tornamesas, cuyo nombre real es Joel Thomas Zimmerman, demostró porqué es considerado el quinto mejor DJ del mundo al atrapar a los presentes con su palpitante electropop.

Fue así como un total éxtasis se vivió durante la madrugada del domingo con la presencia de Deadmau5 a todo volumen que inclusive atrajo a algunos colados que lo divisaban desde lo alto del puente que cruza la avenida Manuel Barragán.

Algunos fieles seguidores habían esperado más de 10 horas para disfrutar más cerca que nadie la música de la estrella; calor, sed, hambre y dolor de pies tuvieron que soportar, pero al final del día aseguraron que "valió la pena".

Una gran parte de los asistentes compró el boleto del festival únicamente por la presentación de Deadmau5.

A pesar de no haber llegado a los más de 50 mil asistentes que se esperaban, la velada de ensueño culminó con rostros fascinados, cuerpos satisfechos, gargantas cesadas, consecuencia de cantos y gritos a todo pulmón, y con un muy buen sabor de boca por parte de los asistentes.

Foto: Jorge López y Notimex

NOTIMEX