AP
26 de febrero de 2014 / 07:49 p.m.

El look elegido por Halle Berry para los Oscar 2002 hizo girar las cabezas de la alfombra roja. El vestido de satén Elie Saab, con bordados florales colocados estratégicamente sobre los senos, es una de las prendas memorables de la historia fashion de la premiación.

 

Kate Hudson incorporó de manera impecable el glamour de los años 40 con este vestido de Atelier Versace que eligió en 2003. 

 

No se puede hacer una lista de las mejor vestidas sin recordar el Gucci de Charlize Theron en 2004. La sudafricana, que incorporó todo el glamour de la era dorada de Hollywood, lució aún más bella al conquistar la estatuilla a Mejor Actriz por su papel de la asesina en "Monster".

Aunque desaparecida en las últimas ediciones, Angelina Jolie estaba más bella que nunca en este vestido de seda blanca Marc Bouwer en 2004.

En 2011, la actriz israelí conquistó la estatuilla a Mejor Actriz por su papel en "Black Swan". Esperando a su primer hijo, mostró que las embarazadas también pueden lucir fabulosas. El vestido de gasa de seda violeta de Rodarte con cristales de Swarovski lo demuestra. 

Diane Kruger nunca se equivoca cuando se trata de impresionar en la alfombra roja y el vestido blanco Elie Saab que usó en 2006 no fue la excepción. Los delicados volados crearon una silueta exuberante y el cabello despeinado evitó que la actriz alemana se pareciera con una novia.

En 2011, Amy Adams mostró que el azul profundo luce muy bien en las pelirrojas al exhibir este modelo de lentejuelas de L'Wren Scott.

Será difícil para Anne Hathaway superar este brillante y perfectamente ajustado vestido Armani Privé que lució en 2009.

 

Sandra Bullock lució más bella que la estatuilla del Oscar con este vestido Marchesa dorado que eligió para la gala de 2010. 

Glenn Close demostró que no hay que ser joven para brillar. El vestido verde de Zac Posen y la chaqueta a medida que usó en 2012 fueron  el epítome de la elegancia. A los 64 años, Close eclipsó a muchas veinteañeras en la alfombra roja.