16 de agosto de 2013 / 08:25 p.m.

Una adolescente de California que fue secuestrada por un amigo cercano de su familia de quien también se sospecha que mató a su madre y su hermano, dijo que amenazó con matarla si trataba de escaparse y que él tuvo su merecido al morir acribillado en un tiroteo con las autoridades en un área rural de Idaho.

Hannah Anderson, de 16 años, ingresó al internet 48 horas después de haber sido rescatada el sábado y comenzó a responder a cientos de preguntas en una red social. Muchos eran comentarios típicos de adolescentes —como que le gusta Justin Bieber y que su color favorito es el rosado— pero también respondió preguntas sobre cómo fue secuestrada, cómo sobrevivió el cautiverio, y cómo está sobrellevando las muertes de su madre y su hermano.

La correspondencia comenzó el lunes por la noche, horas después que su padre pidió públicamente que se le permita a la familia lidiar en privado con su dolor y recuperación. Brett Anderson no respondió a un mensaje de texto que se le envió pidiéndole que comente sobre la correspondencia de su hija, la cual continuó hasta el martes por la noche. La cuenta fue desactivada el miércoles por la mañana.

James Lee DiMaggio, de 40 años, murió acribillado de por lo menos cinco balazos en la cabeza y en el pecho, dijo el forense del condado Valley, Nathan Hess, que completó la autopsia el lunes en Boise, Idaho. No se pudo determinar el número preciso de heridas de bala que sufrió.

El cadáver de DiMaggio fue cremado el martes cerca de Los Angeles, dijo un portavoz de la familia, Andrew Spanswick.

La policía ha revelado poco sobre la investigación. La portavoz Jan Caldwell, del Departamento del Alguacil del condado San Diego, dijo que las autoridades tienen conocimiento de los comentarios por internet, pero no pudieron revelar el relato de Hannah.

La correspondencia tuvo lugar en el sitio de redes sociales ask.fm, con una cuenta bajo el nombre de "Hannahbanana722", de Lakeside, la comunidad del condado de San Diego donde vivía la adolescente con su madre y hermano. En un momento durante el prolongado intercambio de mensajes, una de las personas que preguntaba le pidió a Hannah que pusiera una foto y ella lo hizo. En la imagen se le ve con amplia sonrisa.

Dawn MacNabb, cuyo hijo Alan es uno de los amigos más allegados de Hannah, confirmó que los mensajes provenían de la adolescente. Alan habló por teléfono con Hannah el martes y le recomendó que borrara algunos de los mensajes, indicó MacNabb.

""Dijo que ella lo iba a hacer, pero no sabemos si lo hará"", agregó.

Anderson se abstuvo de aceptar pedidos entrevistas con medios noticiosos que le enviaron mensajes a su cuenta.

Hannah fue secuestrada el 4 de agosto por DiMaggio, el mejor amigo de su padre que era como un tío para ella y su hermano Ethan. La joven dijo DiMaggio invitó con engaños a los chicos y a su madre, Christina Anderson, de 44 años, a su casa en Boulevard, un pueblo rural 105 kilómetros (65 millas) al este de San Diego.

Anderson relató que DiMaggio maniató a su madre y a su hermano en su garaje. Sus cadáveres fueron hallados después que un incendio destruyó la vivienda. Afirmó que no sabía que habían muerto hasta que un agente del FBI se lo dijo en el hospital el sábado después que fuera rescatada.

Anderson indicó que "prácticamente" estuvo despierta durante seis días consecutivos y que DiMaggio no prestó atención a sus ruegos de que le diera alimentos. No podía escapar porque DiMaggio tenía un arma y ""amenazó con matarme y a cualquiera que tratara de ayudarme"".

 AP