4 de enero de 2015 / 04:45 p.m.

México.- Desempeñar la labor como actor o realizador es un asunto que no conoce de fronteras, pero últimamente un grupo de mexicanos se unió a proyectos realizados o producidos en Colombia, debido a que en México quedó atrás el desarrollo de series originales por preferir el remake.

Colombia se convirtió en referente para la producción de televisión, después de que se invirtió en la pantalla para mejorar la imagen del país, deteriorada por el narcotráfico. Se optó por mejorar sus estímulos de producción y abaratar costos para atraer a talentos foráneos.

"Es un momento crítico para la televisión mexicana, nos vamos para allá porque en México no se quiere hacer la televisión que vale la pena y nadie lo dice; ahora la fuga de cerebros es a Colombia, no a Estados Unidos", comentó Álvaro Curiel, quien tiene en puerta una serie colombiana.

En palabras del cineasta, la fuga de talento perjudica a la industria nacional: "Estamos haciendo más fuerte a nuestro competidor con nuestros realizadores, actores, fotógrafos, escritores y demás talentos. Ahora, en términos de televisión, hay que perseguir la chuleta en Colombia", dijo.

Recientemente, algunas televisoras y productores apostaron por series originales mexicanas, pero los resultados desviaron el interés a otro terreno, salvo contadas excepciones, como las historias de Once TV México, que dejaron de tener cabida en la pantalla chica, por lo que no hubo segundas temporadas.

"Fueron buenos intentos, pero los colombianos sí dieron seguimiento al tema;  lo que sería interesante es producir nosotros ese tipo de historias. Argos lo estaba haciendo muy bien, pero le costó mucho a Epigmenio (Ibarra) su relación con Cadenatres", explicó José Luis García Agraz.

"Las series que hice con Argos (El octavo mandamiento y Fortuna) me dejaron satisfecho, tienen mucho chiste, fueron proyectos que valieron la pena. También hice un proyecto con MTV que estuvo padre (Último año) y El señor de los cielos, de Telemundo, ha sido un éxito", agregó García Agraz.

En Colombia se originaron o coprodujeron historias como 'El cártel de los sapos', 'Sin tetas no hay paraíso', 'La mariposa', 'Los Caín', 'El mexicano', 'El capo', 'Metástasis', 'La ruta blanca', 'Mentes en Shock', 'Lynch', 'Palabra de ladrón', 'Cumbia Ninja', 'Kdabra' o 'Tiempo final', por mencionar algunas.

Actualmente toma forma 'Narcos', una producción de Netflix que se filma en Colombia, con Ana de la Reguera en su elenco, quien habló respecto a su participación en la trama.

"Estaré allá hasta febrero, con actores muy profesionales de todo el continente; mi personaje es Elisa, una guerrillera del movimiento M19", dijo la actriz que en estos días viajará al país sudamericano.

Procedente de Colombia, pero con rodaje en México se perfila 'El Dandi', una serie de Teleset protagonizada por Alfonso Herrera y Damián Alcázar, quienes repiten su mancuerna en el set luego de haber actuado en la cinta de Luis Estrada, La dictadura perfecta, que fue considerada la más taquillera de 2014.

"Es una historia de acción, sobre el narco y la policía donde interpreto a un delincuente de medio pelo, pero maravillosa persona, porque trata de hacer las cosas con ciertas reglas", dijo Alcázar sobre la historia que desarrolla la misma empresa que realizó Metástasis, donde también participó. 

En proyecto

Tanto Damián Alcázar, como Ana de la Reguera están a la espera del estreno de Las Aparicio, historia en la que participaron para su versión en cine, antes fue una serie producida por Epigmenio Ibarra.

Por su parte, Álvaro Curiel está por iniciar la filmación de  su siguiente largometraje, un retrato sobre la mafia comercial que tomó el Servicio de Transporte Colectivo, Metro, de la Ciudad de México.

En tanto, José Luis García Agraz busca financiamiento para rodar una historia épica, en la que se une un hecho histórico real del país, con un hecho familiar del cineasta, aún no contempla al elenco, ni define las locaciones.

FOTO: Archivo

IVETT SALGADO