24 de septiembre de 2013 / 12:49 p.m.

BEIRUT, Líbano.-  Millones de niños en Siria están en riesgo de desnutrición mientras el conflicto avanza por su tercer año y la producción de alimento está colapsando en todo el país, alertó una organización de ayuda internacional.

Save the Children dijo que 4 millones de sirios —más de la mitad de ellos niños— son incapaces de producir o adquirir alimentos suficientes.

Miles de personas están viviendo en zonas de batalla alrededor de las principales ciudades de Siria, como Alepo y Homs, aisladas de todo y con acceso apenas para los alimentos mínimos necesarios para sobrevivir, alertó el grupo afincado en Estados Unidos en un informe publicado el lunes.

El informe indica que uno de cada 20 niños en las zonas alrededor de Damasco está gravemente desnutrido.

La severa escasez de alimentos se ve agravada por un aumento excesivo en los precios de productos básicos, de acuerdo con el reporte.

Incluso desde que comenzó el conflicto en marzo de 2011, importantes grupos de ayuda humanitaria han demandado que las partes enfrentadas en Siria —las fuerzas del presidente Bashar Assad y los rebeldes que buscan derrocarlo— les permitan llegar a los civiles atrapados en la violencia. Más de 100.000 personas han muerto en el conflicto y millones han huido de sus hogares.

Pero sus exhortos han encontrado obstáculos constantemente.

"El mundo se ha quedado mirando mientras los niños de Siria reciben disparos, bombardeos y son traumatizados por el horror de la guerra", dijo Roger Hearn, director de Save the Children en Medio Oriente. "El conflicto ya ha dejado miles de niños muertos y ahora amenaza sus medios para subsistir".

En la ONU, la jefa del Programa Mundial de Alimentos de la organización pidió el lunes que un potencial cese al fuego incluya el acceso para los organismos de ayuda humanitaria.

Ertharin Cousin dijo a The Associated Press que un acuerdo que se discutirá al inicio de la Asamblea General de la ONU el martes visualiza el cese de hostilidades para que expertos químicos que tratan de poner bajo resguardo internacional el arsenal de Siria puedan viajar por todo el país, incluyendo áreas donde el programa y otros socorristas no han podido llegar para ayudar a los necesitados.

POR BARBARA SURK, AP