URIEL REYNA | @URIELREYNA_TD
17 de mayo de 2017 / 01:34 p.m.

MONTERREY.- Camilo Sesto se presentó anoche la Arena Monterrey, en donde sorprendió por su voz, la cual dejó mucho qué desear. En diferentes canciones se escuchó desafinado e incluso uno de sus coristas lo ayudó en todo momento para que el tono de sus canciones fuera alcanzado.

Aunque sus fanáticas notaron esta situación, para ellas fue algo sin importancia, pues para ellas lo importante era su sola presencia.

Fue en punto de las 21:28 horas cuando el cantante apareció en el escenario del recinto vistiendo un traje en color negro con chaleco en color acqua.

“Con el Viento a tu Favor” el artista de 70 años arrancó su repertorio.

“Pero qué bueno, que bonito. Buenas noches, mis gracias eternas, porque esto no se vive todos los días y da gusto”, fueron las primeras palabras dedicadas a los regios por parte del español.

Siguieron “Yo soy Así” y “Llueve sobre Mojado”.

Tras casi 20 minutos de presentación tocó el turno de presentar a su hijo, Camilo Blanes, para quien pidió un fuerte aplauso. Inmediatamente después interpretaron juntos el tema “Donde Estés, con Quien Estés”.

“Gracias papá por permitirme cantar contigo junto a tu público”, dijo el joven.

Una hora después, Camilo Sesto salió del escenario por alrededor de 10 minuto para cambiar su vestuario y regresar vistiendo de rojo, pandero en mano.

Los aplausos del público fueron suficientes para que se emocionara y cantara “Melina”.

Sin duda, los temas más coreados de la noche fueron sus clásicos: “El amor de mi Vida”, “Quieres ser mi Amante”, “Vivir así es Morir de Amor” y “Perdóname”.