8 de marzo de 2014 / 10:19 p.m.

México.- Jay de la Cueva, cantante de Moderatto, negó buscar credibilidad con acciones altruistas, pues su objetivo es crear conciencia en la sociedad a través de la música, para cambiar la realidad social y dejar huella como agrupación.

En entrevista con Notimex, De la Cueva resaltó que la participación del grupo en el próximo Love Ride, es por convicción y no por interés: "La credibilidad es para darle un buen uso, por eso no promociono ni publicito todas las acciones altruistas que realizó en los individual y en lo colectivo, incluso hemos hecho muchos conciertos para otras fundaciones sin darlo a conocer".

Subrayó que en una ocasión que los invitaron a dar un concierto a beneficio se les ocurrió ofrecerlo pero para los niños: "Es decir si la cuestión es ayudar, que mejor que empezar por los beneficiados y aceptamos tocar, pero para los niños directamente".

De la Cueva destacó que dieron recitales especiales para los niños y ofrecieron de manera gratuita dos horas de concierto: "Para mí es importante hacer estas acciones, porque saber que mi propósito con la música es generar conciencia, solidaridad y pasión, es suficiente para sumarme a este tipo de iniciativas".

El músico respondió a Notimex que el ego si existe: "Pero para mí es más importante elevar la autoestima de la gente o de los niños, que el mostrarles una faceta de ego, que no me lleva a ninguna parte o satisfacción; desafortunadamente el ego mueve a muchos para no hacer cosas de corazón sino por interés".

Explicó que para el manejo de ese sentimiento, que se gesta con la popularidad y el éxito, usa al personaje de Moderatto:

"Bryan Amadeus, porque me permite desdoblarme, es mi alter ego y en él puedo hacer todo lo que Jay de la Cueva no se atreve, puedo jugar con todo lo que el personaje encierra, pero como persona saber que con la música, un regalo herencia de mi padre, puedo hacer algo por los demás es lo que me llena".

Por eso justificó, que la dualidad le permita hacer algo con artistas pop, así como cambiar de rostro y sobre todo llenar de alegría a quienes le escuchan: "Lo que me gusta de Love Ride, es que la música a fin de cuentas me lleva a dar algo de mí a través de ella y en esta ocasión es ayudar a los niños en su lucha contra el cáncer".

Bryan Amadeus indicó que tener un poder de convocatoria no es lo mismo que hacer uso del poder para convocar: "Hay que hacer un buen uso de esa facultad de atraer, como sucederá con nuestra presencia en Love Ride, para beneficiar a la Casita Nueva Esperanza, es darle un buen propósito a la música".

Sobre otras acciones altruistas, Jay de la Cueva, mencionó: "Me mueven tantas cosas, que lo mismo me sumo en el cuidado al agua, a la naturaleza, a los de la tercera edad y niños de la calle, pero para hacer efectiva tu ayuda primero hay que hacer conciencia".

Por último, mencionó que desde hace tres años su objetivo es ayudar a los niños, al sector infantil vulnerable o desprotegido, a los de escasos recursos y a los violentados: "No tengo otra bandera por el momento, porque ellos son el futuro de nuestra nación".

notimex