Redacción
1 de marzo de 2014 / 08:46 p.m.

El próximo domingo 2 de marzo se realizara la 86 edición del premio Oscar en la ciudad de Los Ángeles.

Y a los largo de todas las entregas han pasado momentos inolvidables.

Ahora te presentamos un reencuentro de sucesos grandiosos.

El primero fue en 1936, cuando Walt Disney recibió una estatuilla de tamaño real y siete en miniatura por Blancanieves y los siete enanos.

 

1963, Sidney Poitier recibió la estatuilla como Mejor Actor, siendo el primer actor de color premiado por la Academia.

 

En 1968, Alfred Hitchcock recibió un trofeo honorífico.

 

En 1969 el Oscar a Mejor Actriz fue compartido por dos candidatas: Katharine Hepburn y Barbra Streisand.

 

En 1972, La Academia le rindió un homenaje a Charles Chaplin quién regresó a Estados Unidos después de años de exilio por sus ideas políticas.

 

Robert Opel irrumpió  en los Oscar de 1974, corriendo por el escenario completamente desnudo.

 

En 1992, Billy Crystal se presentó como Hannibal.

 

Anna Paquin consiguió una estatuilla por su papel en El Piano en 1993, quedándose sin palabras durante varios segundos, provocando la risa y aplausos del público.

 

En 1994, se capta a Samuel L. Jackson maldiciendo tras haberle ganado el premio Marin Landau.

 

En 1995 se entregó el Oscar al documental Recordando a Ana Frank, realizado por Jon Blair.

 

En 1998, cuando Roberto Benigni escuchó su nombre por su papel en La Vida es Bella se puso a dar de saltos entre las butacas para celebrar.

 

Gwyneth Paltrow no pudo evitar el llanto cuando ganó la estatuilla a Mejor Actriz por Shakespeare in love en el año 1999.

 

En 2001, cuando Julia Roberts recibió el premio como Mejor Actriz le advirtió al director de la orquesta que pasaría gran tiempo ahí arriba.

 

Woody Allen se presentó en la ceremonia y presentó un tributo a la ciudad de Nueva York en el 2002.

 

En 2003, Adrien Brody estaba tan emocionado de ganar como Mejor Actor por El pianista que le plantó un beso sorpresa a Halle Berry.

 

En 2003, Michael Moore ganó el premio al Mejor Documental y no dudo en aprovechar la oportunidad para pronunciarse en contra del entonces presidente George W. Bush.

 

En 2007, Ellen DeGeneres convenció a Steven Spielberg para que le tomara una foto junto a Clint Eastwood.

 

En 2010, Kathryn Bigelow hizo historia como la primera mujer en recibir un Oscar en la categoría de Mejor Director.

 

En 2010, Ben Stiller presentó la categoría de Mejor Maquillaje rindiendo un homenaje a Avatar.

 

En 2013, Michelle Obama dio la gran sorpresa al intervenir en la ceremonia a través de un video para anunciar el premio a la Mejor Película, que recayó en Argo.

 

Nadie olvidará la caída de Jennifer Lawerence con su vestido Dior al recoger su premio por su papel en El lado bueno de las cosas.