MULTIMEDIOS DIGITAL
28 de diciembre de 2016 / 07:53 p.m.

ESPECIAL.- Debbie Reynolds, la mamá de Carrie Fisher, falleció este miércoles, un día después de haber perdido a su hija.

Su muerte fue a causa del accidente cerebrovascular que sufrió hoy en la tarde mientras hablaba con su hijo Todd Fisher sobre el funeral de Carrie.

Fue después de las 13:00 horas cuando el 911 recibió una llamada desde la casa de la actriz.

Aseguran que Debbie se encontraba angustiada desde que el pasado viernes su ya fallecida hija sufrió un infarto en pleno vuelo.

Sus últimas palabras

"La extraño mucho. Quiero estar con Carrie", fueron las palabras de la estrella previo al accidente cerebrovascular que sufrió, esto de acuerdo a TMZ.

Todd Fisher le dijo al portal de espectáculos que su madre estaba muy dolida. Quince minutos después de externar su dolor no pudo más.

De hecho, de acuerdo con su familia, la actriz había sufrido problemas similares en el pasado y, esta vez, fue mucho para ella.