28 de noviembre de 2013 / 06:51 p.m.

BAGDAD.-Tres autos cargados con explosivos estallaron el jueves en mercados al aire libre y en una calle comercial cerca de la capital de Irak, el ataque más grave de una serie que causó la muerte de 29 personas en el país, informaron autoridades.

El atentado más mortífero ocurrió la tarde del jueves en la ciudad de Hilla cuando tres coches bomba estallaron separadamente en dos mercados al aire libre y un grupo de tiendas, lo que dejó nueve muertos y 21 heridos, dijo la policía. Los estallidos ocurrieron en un periodo de cinco minutos, dijeron las autoridades.

Hilla se localiza a 95 kilómetros al sur de Bagdad.

Por la noche, otro auto bomba causó la muerte de siete personas y heridas a 12 en la ciudad sureña de Najaf, que se encuentra unos 160 kilómetros al sur de Bagdad.

En el pueblo de Suwayra, 40 kilómetros al sur de Bagdad, otro auto bomba explotó en una zona comercial, lo que provocó la muerte de cinco civiles y dejó heridos a otros 14, dijo un oficial de policía.

Un atacante suicida activó el dispositivo que cargaba en un puesto de control de la policía en Samarra, 95 kilómetros al norte de la capital, provocando la muerte de tres oficiales, mientras que otros cuatro sufrieron heridas, además de cinco civiles.

Una patrulla de una milicia suní pro gubernamental y anti al-Qaida fue atacada con una bomba colocada al lado de la carretera, atentado en el que murieron tres milicianos y siete sufrieron heridas en Tarmiya, un pueblo suní que alguna vez fue bastión de la insurgencia, localizado unos 50 kilómetros (30 millas) al norte de Bagdad, dijo la policía.

Las milicias consideran traidores a los integrantes de ese grupo, conocido como el Concejo del Despertar, porque las fuerzas armadas de Estados Unidos los formaron en medio de los combates contra la insurgencia iraquí.

En Bagdad también estalló una bomba, en la calle Palestina, ataque que dejó dos civiles muertos y ocho heridos, dijo la policía.

Cuatro funcionarios médicos confirmaron las cifras de víctimas. Todas las autoridades hablaron a condición de que se preservara su anonimato ya que no están autorizadas a dar información.

AP