26 de diciembre de 2013 / 07:09 p.m.

Caracas.- Cuatro miembros de la Guardia Nacional Bolivariana fallecieron esta madrugada tras ser "emboscados" cuando salían de una fiesta en una ciudad a las afueras de Caracas, informó hoy el subdirector del Cuerpo de Investigaciones Criminalísticas, el comisario Douglas Rico.

"Vinieron a una fiesta que se celebraba aquí en la zona desde hace días (...) y vinieron un rato a compartir y en el momento en el que se retiraban fueron emboscados por este grupo de maleantes", declaró Rico a periodistas desde el lugar de los hechos, en El Junquito, a las afueras de Caracas.

El comisario señaló que a los fallecidos, de edades comprendidas entre los 19 y los 24 años, los despojaron de sus armas de reglamento y agregó que los cuerpos de seguridad ya han desplegado un operativo de búsqueda en la zona aunque, de momento, no han logrado detener a nadie.

"Estamos manejando una cifra de aproximadamente ocho personas", puntualizó sobre el número de posibles personas asociadas a las muertes.

"Hasta ahora se están practicando averiguaciones y se están haciendo descartes en cuanto a algunas personas", manifestó.

La inseguridad en Venezuela es una de las principales preocupaciones en el país, donde las últimas cifras oficiales de 2012 hablan de 16.072 homicidios, un 14 % más que en 2011, lo que equivale a una tasa de 54 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Sin embargo, fuentes como la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Violencia estiman, según su informe más reciente, que la cifra real es de 79 homicidios por cada 100.000 habitantes, lo que convierte a Venezuela en el país suramericano más violento.

El Gobierno ha reconocido la inseguridad como un problema, por lo que este año anunció el plan "Patria Segura" que prevé el despliegue de militares en las calles.

Asimismo, Venezuela firmó en noviembre un convenio con la empresa china Ceiec para instalar unas 30.000 cámaras de videovigilancia en más de una decena de ciudades con el fin de ayudar a combatir la criminalidad.

EFE