18 de noviembre de 2013 / 06:15 p.m.

Kabul.- Dos bombas colocadas en caminos causaron la muerte de nueve niños el lunes en Afganistán en incidentes separados.

Mientras tanto, seis cadáveres hallados un día antes en una provincia sureña fueron identificados como policías y no contratistas como se reportó inicialmente, dijeron funcionarios.

Una de las bombas mató a siete niños de la misma familia en la provincia de Paktika, dijo el vocero del gobernador Mojlis Afgan. Otros tres niños de la familia resultaron heridos. Todos ellos estaban jugando en el camino cerca de su casa cuando se produjo la explosión.

En otro incidente en la provincia sureña de Zabul, dos niños murieron cuando el vehículo de su familia pasó sobre una bomba colocada en el camino, dijo el vicegobernador provincial, Mohamed Jan Rasoolyar. La familia viajaba a la capital provincial de Qalat para hacer compras. El padre y un tercer niño resultaron heridos, agregó.

Las bombas en los caminos y otros artefactos explosivos improvisados están entre las armas más mortíferas en el arsenal de los insurgentes y suelen matar civiles.

Rasoolyar dijo además que las autoridades identificaron los seis cadáveres decapitados como policías. Al principio reinó la confusión sobre los cuerpos hallados el domingo en la provincia vecina de Kandahar porque estaban vestidos de civil.

Los policías habían desaparecido varios días antes de Zabul, al parecer secuestrados por el Talibán y conducidos a Kandahar. Con recursos limitados para la identificación forense, la policía tardó casi todo un día para resolver la confusión, agregó el vicegobernador.

El Talibán ha amenazado a los afganos que se incorporen a las fuerzas militares o policiales. Cientos de policías han muerto este año en ataques.

Asimismo el lunes la policía en Kandahar, foco de origen del Talibán, detuvo un tractor que transportaba explosivos, dijo Javid Faisal, vocero del gobernador provincial.

Cuando la policía trató de detener el vehículo cerca de la frontera con Pakistán se entabló un tiroteo, agregó. Las balas hicieron detonar las bombas y el conductor del vehículo y otro pasajero murieron.

EFE