22 de mayo de 2013 / 12:02 p.m.

Moore • Los equipos de socorro continuaron ayer con la búsqueda de sobrevivientes del tornado que el lunes devastó Moore, una localidad de Oklahoma (centro-sur de Estados Unidos), destruyendo casas y edificios, incluyendo dos escuelas, con saldo oficial de al menos 24 muertos, entre ellos nueve niños.

Autoridades de Oklahoma disminuyeron ayer a 24 la cifra oficial de víctimas fatales que la noche del lunes la Oficina del Médico Forense de Oklahoma ubicó en 51. Otros balances situaban hasta en 91 el número de muertos.

La vocera de la Oficina del Médico Forense de Oklahoma, Amy Elliott, quien explicó que en la primera cifra pudieron haberse contabilizado dos veces algunas víctimas, detalló que las muertes incluyen a nueve niños cuyos cuerpos fueron encontrados en un salón de clase de la Escuela Primaria Plaza Towers en Moore.

El fenómeno, que azotó la ciudad con vientos de 300 kilómetros por hora, dejó también más de 200 heridos y centenares de edificios arrasados.

Sin embargo, la nueva cifra oficial podría aumentar conforme continúan las labores de rescate, pese a las lluvias torrenciales que obstaculizan la búsqueda.

El gobierno de Oklahoma y la Cruz Roja abrieron una veintena de albergues en iglesias y gimnasios para hospedar a miles de personas que se quedaron desplazadas.

El presidente Barack Obama dijo en la Casa Blanca que las oraciones de la nación estaban con el pueblo de Oklahoma y que el gobierno federal otorgará recursos para la reconstrucción.

“"La comunidad de Moore y la ciudad de Oklahoma deben saber que el país se mantendrá presto para ayudarlos, siempre que sea necesario"”, señaló Obama en su mensaje.

La estrella de la NBA, Kevin Durant, jugador del equipo de básquet bol Oklahoma City Thunder, prometió ayer donar un millón de dólares para la reconstrucción de la ciudad.

En tanto, el papa Francisco, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la Comisión Europea y varios gobiernos se solidarizaron con Estados Unidos por la pérdida de vidas humanas y los daños materiales causados por el tornado.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, también se solidarizó con EU en Twitter mientras que la Cancillería mexicana puso a disposición un teléfono de emergencia (501-952-3462) para los mexicanos afectados en Moore.

AGENCIAS