EFE
13 de diciembre de 2013 / 03:53 p.m.

Bagdad .- Siete iraquíes murieron hoy y otros veinte resultaron heridos en varios ataques cometidos en Irak, mientras que la policía frustró el intento de fuga de una veintena de reclusos de una cárcel de la capital, informaron fuentes de seguridad.

Un coche bomba conducido por un suicida estalló en el centro de la ciudad de Ramadi, capital de la provincia de Al Anbar (oeste), lo que causó cinco policías muertos y ocho heridos, entre ellos agentes de seguridad y militares, que fueron trasladados a un hospital, apuntó una fuente de seguridad.

En otro suceso, un coche bomba estacionado cerca de un mercado de pescado en el área de Nahrauan, al este de Bagdad, explotó y causó la muerte de dos personas e hirió a doce.

Dos civiles murieron en un ataque de hombres armados que dispararon contra su vehículo y huyeron en la zona de Shala, en el noroeste de la capital.

Por otro lado, las fuerzas de seguridad iraquíes frustraron un intento de fuga de presos de un centro de detención controlado por la policía federal de Kazemiya, en el norte de Bagdad, dijo en un comunicado el portavoz del Ministerio de Interior Saad Maan. 

Según el portavoz, un total de 22 detenidos en ese centro denunció la mala situación humanitaria en la cárcel y uno de sus guardias intentó ayudarles para que escaparan.

En el momento de la fuga, las fuerzas de seguridad mataron a uno de los reclusos y arrestaron al resto, excepto a tres, a los que están buscando, agregó Maan, que señaló que un policía murió también en ese incidente.          

Irak sufre un repunte de la violencia sectaria y de los atentados terroristas. Durante el mes de noviembre, 948 personas, la mayoría de ellas civiles, murieron en ataques, según cifras del Gobierno iraquí.