5 de mayo de 2013 / 04:29 p.m.

Bangladesh — 

Un total de 622 cadáveres han sido extraídos de un edificio de fábricas de ropa que se desplomó en Bangladesh hace 11 días, al tiempo que continúa el lúgubre trabajo de recuperación en uno de los peores accidentes industriales de la historia.

Más de 200 cuerpos han sido sacados desde el miércoles, cuando las autoridades dijeron que sólo había 149 desaparecidos. El hedor de los cadáveres en descomposición persiste entre los escombros del edificio Plaza Rana de ocho pisos.

La suma oficial de fallecidos llegó a 622, informó la policía el domingo por la noche.

El desastre del 24 de abril probablemente es el peor accidente de la historia en una fábrica textil. Ha habido pocos accidentes industriales de cualquier tipo con mayor número de muertos.

Excede a otras catástrofes en el sector textil como el incendio en la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York, donde murieron 146 trabajadores en 1911, y tragedias más recientes como el fuego de 2012 en el que fallecieron unas 260 personas en Pakistán y otro en Bangladesh ese mismo año en el que 112 perdieron la vida.

El arquitecto Masood Reza, de Vastukalpa Consultants, dijo que el edificio fue diseñado en 2004 como un centro comercial y no para ningún propósito industrial.

"Diseñamos el edificio con el fin de que tuviera tres pisos para tiendas y otros dos para oficinas. No sé cómo se agregaron las plantas adicionales ni cómo se permitió la presencia de fábricas en los pisos superiores", afirmó.

"No me pregunten nada más. Este es ahora un tema delicado", agregó antes de colgar el teléfono.

Las autoridades dicen que el uso de materiales de construcción de calidad inferior, junto con la vibración de la maquinaria pesada utilizada por las fábricas, derivaron en el derrumbe.

Se produjeron grietas en el edificio un día antes de que se viniera abajo y el propietario, Mohamed Sohel Rana, llamó al ingeniero Abdur Razzak Khan para que lo inspeccionara. Khan salió en la televisión la noche del accidente y declaró que le había dicho a Rana que el edificio debía evacuarse.

La policía también emitió una orden de desalojo, pero los testigos dicen que, horas antes del desplome, Rana le dijo a la gente que el edificio era seguro y los gerentes de las fábricas le ordenaron a los trabajadores que ingresaran.

Rana fue arrestado y se espera se le apliquen cargos de negligencia, construcción ilegal y obligar a trabajadores a laborar, delitos que se castigan con un máximo de siete años de cárcel.

Khan también fue detenido. La policía dijo que trabajaba como consultor de Rana cuando se añadieron los tres pisos adicionales.

AP