28 de septiembre de 2013 / 10:23 p.m.

Líbano.- Al menos una persona falleció hoy y otras siete resultaron heridas en dos incidentes en el norte del Líbano, mientras se restableció la calma en el este del país, donde choques entre miembros de las comunidades suní y chií habían causado horas antes cinco víctimas mortales.

En la ciudad septentrional de Trípoli, una persona murió y otras cuatro resultaron heridas cuando desconocidos arrojaron una granada contra un taller de motos, según la agencia oficial ANN.

Tres soldados resultaron heridos por el impacto de un proyectil disparado desde el lado sirio de la frontera, que cayó cerca de uno de sus puestos de control en la región septentrional de Akkar.

Estos nuevos sucesos violentos se producen horas después de los mortíferos enfrentamientos de la ciudad de Baalbeck, en el valle oriental de la Bekaa, en los que se vieron involucrados miembros del grupo chií Hizbulá y del clan suní Chiya.

El primer ministro saliente, Nayib Mikati, aseguró tras una reunión de seguridad celebrada en el palacio presidencial, que "se tomaron las medidas pertinentes para restablecer la seguridad en Baalbeck y eliminar cualquiera presencia armada".

Mikati instó a la población a ser "responsable" y a los militares a "controlar la situación".

El ejército anunció a su vez en un comunicado que "adoptaron medidas de seguridad" para poner fin a los enfrentamientos, señalando que uno de sus militares resultó herido y que detuvieron a varios sospechosos.

La guerra en Siria ha desestabilizado el Líbano, donde en estos dos años y medio ha habido enfrentamientos entre partidarios y detractores del régimen sirio, secuestros, ataques en la frontera y atentados terroristas.

EFE