21 de marzo de 2013 / 06:18 p.m.

El hallazgo de dos cadáveres entre los escombros dejados por un deslizamiento de tierras elevó hoy a 30 el número de muertos por las lluvias que castigaron la ciudad brasileña de Petrópolis a comienzos de esta semana, informó la Defensa Civil.

Los restos mortales fueron encontrados por los socorristas de la Defensa Civil en Quitandinha, un barrio de la periferia de Petrópolis que fue el más afectado por el fuerte temporal de la madrugada del lunes pasado.

Los socorristas aún buscan en el lugar, cubierto por una montaña de tierra, piedras y barro, a dos personas que fueron dadas como desaparecidas por sus familiares.

Las búsquedas están a cargo de miembros de la Defensa Civil, el Cuerpo de Bomberos y el Ejército, y están concentradas en una empinada cuesta en Quitandinha, próxima a la carretera federal BR-040 en la que un alud de tierra sepultó varias viviendas.

Según el último boletín de la Defensa Civil, el número de personas alojadas en albergues públicos porque tuvieron que abandonar viviendas ubicadas en áreas de riesgo se redujo de ayer a hoy de 1.463 a 1.234.

Además de las 30 muertes y las dos desapariciones, los deslizamientos en 21 puntos de Petrópolis causados por el temporal del lunes dejaron 44 personas heridas, 14 de las cuales continúan hospitalizadas.

Entre las víctimas mortales figuran tres agentes de la Defensa Civil arrastrados por un alud cuando realizaban tareas de rescate.

Petrópolis, a unos 70 kilómetros de Río de Janeiro, es una de las principales ciudades de la región serrana del estado de Río de Janeiro.

Esta región montañosa es castigada por intensos aguaceros cada verano austral y fue escenario de la mayor tragedia natural de Brasil, ocurrida en enero de 2011, cuando cerca de mil personas murieron víctimas de deslizamientos de tierras e inundaciones causadas por las lluvias.

EFE