AP
8 de junio de 2017 / 07:36 a.m.

NUEVA YORK.— Batman es el superhéroe con la señal de luz, pero la Mujer Maravilla envió una señal tan grande el pasado fin de semana que Hollywood no la puede ignorar.

Mujer Maravilla, dirigida por Patty Jenkins, recaudó 103.3 millones de dólares en Estados Unidos y Canadá en su primer fin de semana, superando por mucho las estimaciones de la industria y marcando un nuevo récord para una película dirigida por una mujer. También superó a todas las cintas protagonizadas por superheroínas juntas, aunque no son muchas y no ha habido ninguna otra en 12 años.

Las reseñas positivas (93 por ciento en Rotten Tomatoes) y el boca a boca (una calificación de A en CinemaScore) han hecho que la película sea obligatoria. La Mujer Maravilla, esa princesa guerrera amazona que estuvo por última vez en la cumbre en la década de los 70, dominó el momento con su lazo de la verdad. El lunes Warner Bros. tuvo que aumentar su estimado de ingresos del fin de semana en casi 3 millones de dólares porque el público continuó yendo a verla el domingo.

Mujer Maravilla es un éxito en una industria cinematográfica que pocas veces pone a cineastas mujeres detrás de las cámaras para sus grandes producciones, y no solo es un éxito sino que podría ser uno importante.

Definitivamente dio esa sensación en su primer fin de semana, cuando multitudes de personas acudieron al cine con camisetas que decían “Todos Somos Diana” y miles de niñas se disfrazaron de la Mujer Maravilla mientras múltiples estrellas de cine elogiaron el filme como “un agente de cambio”.

"Soy una cineasta que quiere hacer películas exitosas, claro. Quiero que mi película sea celebrada”, dijo Jenkins previo al estreno. “Pero tengo a otra persona dentro de mí que está sentada viendo lo que está pasando y que también espera, no por mí, que esta película supere las expectativas, porque quiero ver la señal que eso le enviará al mundo”.

El objetivo de Jenkins pareció cumplirse para el primer fin de semana de Mujer Maravilla, una película de 150 millones de dólares con toda una campaña publicitara detrás que pasó una década en desarrollo antes de llegar, finalmente y decenas de superhéroes después, a la gran pantalla.

Mujer Maravilla no superó los estrenos de otras adaptaciones de DC Comics: las muy criticadas "Batman v. Superman" y "Suicide Squad". Pero a diferencia de esas películas, es tan buena que podría seguir teniendo resultados positivos en las próximas semanas.

"El impulso está con nosotros en todas las formas posibles”, mencionó el jefe de distribución de Warner Bros. Jeff Goldstein.

Pero lo más importante, Jenkins y "Wonder Woman" rompieron una barrera hasta ahora insuperable en Hollywood como una rareza: un éxito de taquilla veraniego dirigido por una mujer. "Quizás esto despierte conciencia de que las directoras son una fuerza con la que lidiar", dijo Paul Dergarabedian, analista de medios senior para comScore.

Eso ha sido especialmente difícil de obviar este verano. Sofia Coppola, cuya cinta de próximo estreno "The Beguiled" presenta la misma historia de 1971 de Don Siegel y Clint Eastwood pero desde una perspectiva femenina, se convirtió la semana pasada en apenas la segunda mujer que se alza con el premio a la mejor dirección en el Festival de Cine de Cannes.




jeem