26 de octubre de 2013 / 05:24 p.m.

Arabia Saudí.- Más de 60 mujeres en Arabia Saudí dijeron haberse puesto detrás del volante el sábado en un inusual desafío a la prohibición de que conduzcan vehículos en el reino ultraconservador, dijeron activistas que convocaron la protesta.

La profesora saudí e impulsora de la campaña, Aziza Yussef, dijo que su grupo ha recibido 13 videos y 50 mensajes telefónicos de mujeres que muestran que conducen un vehículo o que afirman haberlo hecho. Yussef dijo que no tenía manera de verificar la veracidad de los mensajes.

Si las cifras son correctas, la campaña de este año ha sido el esfuerzo más eficaz hasta la fecha de las mujeres saudíes que exigen el derecho a conducir. Yussef dijo que no ha recibido ningún reporte de que la policía haya multado o detenido a alguna mujer por manejar un vehículo.

Las autoridades no arrestaron ni multaron el sábado a ninguna conductora, dijo un funcionario de seguridad, el cual solicitó el anonimato porque no está autorizado a hacer declaraciones a la prensa.

Sin embargo, las activistas han afrontado diversos escollos.

Yussef dijo que ella y otras cuatro activistas destacadas recibieron esta semana llamadas telefónicas de un alto funcionario cercano al ministro del Interior, el príncipe Mohamed bin Nayef, advirtiéndoles que no condujeran el sábado, el día previsto para la movilización dentro de la campaña.

La activista dijo también que "dos vehículos sospechosos" la siguieron a todas partes todo el día. "Desconozco de qué parte vienen. (Esas personas) no están en un vehículo del gobierno", apuntó.

Aunque ninguna ley les prohíbe específicamente a las mujeres el manejar vehículos, no se les otorgan licencias de conducir. La mayoría de ellas dependen de choferes o de parientes hombres para desplazarse.

Los poderosos clérigos que tienen gran influencia en la monarquía impusieron la prohibición de que las mujeres conduzcan automóviles y dicen que infringirla propagará el "libertinaje".

Un clérigo prominente causó revuelo el mes pasado al afirmar que estudios médicos muestran que conducir un auto es perjudicial para los ovarios.

La primera protesta importante de conductoras en el reino ocurrió en 1990, cuando unas 50 mujeres manejaron vehículos. Fueron encarceladas un día, les confiscaron sus pasaportes y perdieron sus empleos.

En junio de 2011, unas 40 mujeres se pusieron detrás del volante en varias ciudades en protesta por el arresto de una de ellas que había difundido un video en el que conducía un vehículo.

AP