EFE
9 de julio de 2013 / 04:56 p.m.

El 4 de julio se dio a conocer una grabación donde el empresario de medios de comunicación critica el trabajo de la policía.

 

Londres• El Parlamento británico confirmó hoy que volverá a citar a declarar a Rupert Murdoch, tras salir a la luz una grabación secreta en la que el magnate estadunidense criticaba a la policía por el caso de las escuchas.

Una portavoz de la Comisión de Cultura, Deportes y Medios de Comunicación indicó que en la comparecencia, para la que aún no hay fecha, el empresario tendrá que explicar los comentarios contra las fuerzas del orden que hizo en una conversación con periodistas de "The Sun".

En la grabación, efectuada en secreto y difundida a principios de mes por el Canal 4 británico, Murdoch califica de "incompetentes" a los agentes que investigan las escuchas y sobornos de reporteros a funcionarios y defiende a sus empleados imputados en el caso.

Murdoch, propietario de "The Sun" y "The Times" en el Reino Unido, tuvo que cerrar en 2011 la histórica cabecera "News of the world" después de que decenas de sus empleados fueran detenidos por presuntamente practicar escuchas en móviles de famosos y gente corriente para obtener exclusivas.

Posteriormente, la Policía abrió otra investigación sobre supuestos pagos ilegales efectuados por periodistas a cargos públicos a cambio de información.

En la grabación divulgada el 4 de julio, que había sido realizada en marzo, el empresario muestra su apoyo a los periodistas del "Sun" supuestamente implicados en los sobornos y se arrepiente de haber colaborado tanto inicialmente con la Policía.

"Es una desgracia. Aquí estamos, dos años después, y los policías son totalmente incompetentes", manifiesta el empresario, al que se le escucha calificar de "increíble" el que haya periodistas detenidos.

"Haré todo lo que esté a mi alcance para darles un total apoyo, incluso si son condenados y reciben seis meses (de cárcel) o lo que sea", añade el empresario, que lamenta "una investigación tan grande por algo tan nimio".

Según el grupo "Hacked off" de defensa de las víctimas de las escuchas, la grabación demuestra la verdadera actitud de Murdoch ante uno de los mayores escándalos recientes en el Reino Unido y contrasta con la contrición que pareció mostrar en su primera comparecencia parlamentaria.

La Cámara de los Comunes ya llamó a declarar a Murdoch tras el estallido del caso, que aún es investigado por la Policía y en el que han sido imputados principalmente periodistas del "News of the world" y "The Sun".

Entre las personas acusadas de practicar o autorizar escuchas y por sobornos a funcionarios figuran los exdirectores del "News of the World" Rebekah Brooks, también exdirectiva de News International -rama británica del imperio Murdoch-, y Andy Coulson, ex jefe de prensa del primer ministro, David Cameron.