26 de enero de 2013 / 12:17 a.m.

El presidente egipcio hizo un llamado a la calma en medio de los disturbios que han causado ya nueve muertos, aunque advirtió que los cuerpos de seguridad "perseguirán a los criminales y los llevarán ante la justicia".

 El Cairo • El presidente egipcio, Mohamed Mursi, instó hoy a todos los egipcios a "aferrarse a los nobles principios de la revolución egipcia y expresar pacífica y libremente sus opiniones", en medio de los graves disturbios que viven las mayores ciudades del país.

En varios mensajes en su cuenta de Twitter, Mursi aseguró que los cuerpos de seguridad egipcios "perseguirán a los criminales y los llevarán ante la justicia", y defendió la labor de la policía, antes de transmitir sus condolencias a las familias de los fallecidos que, según dijeron fuentes de seguridad a Efe son ya nueve.

En otro mensaje, el presidente consideró que la violencia que sufre el país "pretende empañar la naturaleza civilizada de la revolución de Egipto".

Las masivas protestas de hoy en conmemoración del segundo aniversario de la revolución contra Hosni Mubarak dieron paso al brote de violentos choques entre la policía y manifestantes, que en varias ciudades asaltaron sedes de los Hermanos Musulmanes y edificios públicos.

Al menos nueve personas han muerto ya, todas ellas en la ciudad de Suez (este), y otras 379 han resultado heridas en esta nueva ola de violencia, una de las más intensas desde la caída de Mubarak en 2011.

El Frente de Salvación Nacional (FSN), principal coalición opositora de Egipto, ha pedido la formación urgente de un gobierno de unidad nacional y ha atribuido a Mursi y a los Hermanos Musulmanes la responsabilidad por la situación del país.

EFE