21 de agosto de 2013 / 02:53 a.m.

 

Managua • Varios partidos políticos, organizaciones cívicas y disidentes sandinistas fundaron hoy el movimiento "Unidad por la República" para oponerse al "avance del régimen dictatorial de Daniel Ortega", presidente del país y luchar para anular la concesión para construir un canal por Nicaragua.

Los miembros de "Unidad por la República", se comprometieron en su acta constitutiva a "combatir la dictadura y la corrupción orteguista" y promover la anulación legal de una concesión a una empresa china para la construcción de un canal interoceánico por Nicaragua. Además, desconocer el convenio firmado por Ortega con el empresario chino Wang Jing, beneficiado con la concesión del canal.

Eso incluirá, según el documento, "derogar las leyes inconstitucionales" que autorizaron esa concesión hasta por 100 años, "una vez que cambien las circunstancias políticas dictatoriales que han hecho posible tan vergonzosa entrega de la soberanía nacional".

Además, respetar "una clara separación e independencia de los poderes del Estado; hacer prevalecer el respeto al derecho de los ciudadanos a elegir y ser electos en cargos de representación popular, mediante procesos electorales equitativos, limpios y transparentes". "Así como junto a nuestro pueblo ayer dijimos no más somocismo, hoy de igual manera repetimos no más orteguismo", claman.

La "Unidad por la República" está encabezada por el Partido Liberal Independiente (PLI), principal de oposición; el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), la Bancada Democrática Nicaragüense (BDN) y movimientos liberales. También por la Confederación de Maestros de la Educación; un grupo de militares retirados y organizaciones cívicas.

Entre otros, firman el documento los ex candidatos presidenciales Eduardo Montealegre, Edmundo Jarquín y Fabio Gadea.

Gadea aseveró a medios digitales nicaragüenses: "queremos que haya democracia, poderes del Estado independientes, que haya licitaciones, que haya información, para que el presidente ¡no se siga haciendo rico, haciendo negocios!, porque un presidente no es para eso, sino para dirigir un país con honorabilidad".

"Es una alianza plural que va con ideas de centro, de derecha, de izquierda, es una alianza diversa; tiene partidos políticos, sindicatos, movimientos sociales y, además, va a tener expresiones fuertes a nivel de cada municipio y departamento", explicó, por su parte, la ex guerrillera sandinista Dora María Téllez, quien también suscribió el acta.

El Grupo Patriótico de Militares Retirados, dirigido por el coronel retirado Carlos Brenes Sánchez, y el Movimiento por Nicaragua, representado por Carlos Tunnerman Bernheim, son otras de las organizaciones que se identifican con esta nueva agrupación.

EFE