EFE
3 de septiembre de 2013 / 08:13 p.m.

 

Ginebra • El último presidente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, afirmó hoy que el proceso de transición que se está viviendo en Cuba debe ser respetado y que ningún otro país debe intentar dictarle lo que tiene qué hacer.

"Si alguien quiere dictar a Cuba cómo tiene que proceder o hacerle demandas injustas, no funcionará", dijo el estadista a un pequeño grupo de periodistas a los que recibió al margen de los eventos en los que participa para celebrar el vigésimo aniversario de su ONG "Cruz Verde Internacional", con sede en Ginebra.

 

"Cuba es respetada en la comunidad internacional, así que veamos lo que sucederá y cómo gestionará esto", dijo refiriéndose a las reformas económicas que el gobierno de Raúl Castro ha introducido en los últimos años, pero que no se han visto acompañadas de mayores gestos de apertura política.

 

Gorbachov también opinó que Fidel Castro es un personaje todavía "muy influyente" e insistió en que la manera cómo se produzcan los cambios de toda índole en la isla dependerá exclusivamente de los cubanos.

 

El ex presidente sí manifestó claramente su deseo de que se normalicen "las relaciones entre Estados Unidos y Cuba", aunque enfatizó que esto depende más del primer país.

 

Finalmente, sostuvo que muchos problemas relacionados con Cuba "son consecuencias de errores cometidos durante la Guerra Fría".