21 de mayo de 2013 / 07:30 p.m.

Washington DC -Baltimore • La secretaria de Seguridad Nacional de EU, Janet Napolitano, viajará mañana miércoles a Moore, Oklahoma, para examinar las necesidades de la zona tras el tornado del lunes, anunció hoy el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

"Janet Napolitano viajará mañana a Oklahoma para asegurarse de que los funcionarios estatales y locales obtienen todos los recursos que necesitan", dijo Carney en su conferencia de prensa diaria.

El Departamento de Seguridad Nacional confirmó poco después en un comunicado el viaje de Napolitano, que "se asegurará de que los equipos de respuesta están recibiendo la ayuda que necesitan tras el temporal que ha impactado la región".

Desde Oklahoma se desplazará a Joplin, Misuri, otra localidad devastada por un tornado en 2011, que aún está en proceso de recuperación.

Preguntado por la posibilidad de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pueda viajar también a Oklahoma, Carney respondió que por el momento no hay "ningún anuncio" al respecto.

"Cuando tomamos una decisión sobre un posible viaje del presidente en estas circunstancias, siempre es necesario asegurarnos de que su viaje no interfiere con los esfuerzos de recuperación en la zona, que no distrae recursos de esa recuperación", indicó.

El administrador de la agencia federal de emergencias (FEMA), Craig Fugate, se encuentra ya en Moore, una localidad situada a pocos kilómetros al sur de Oklahoma City y que fue la más afectada por el paso del tornado que dejó al menos 24 muertos, entre ellos 9 niños, y 237 heridos.

Más de 150 trabajadores de emergencia y rescate de FEMA se encuentran ya trabajando en la localidad y otros tres equipos especializados en la ayuda a supervivientes de desastres llegarán esta tarde, explicó Carney.

Obama firmó el lunes por la noche una declaración de desastre para desbloquear fondos para el estado de Oklahoma y por el momento la Casa Blanca cree que FEMA tiene "todos los recursos que necesita" para hacer frente a la situación, según el portavoz.

EFE