ARTURO GONZÁLEZ
18 de agosto de 2016 / 09:40 p.m.

MONTERREY.- Con el propósito de concientizar a las nuevas generaciones, en especial a quienes se dedican al mundo del espectáculo, de que la preparación es lo más importante para permanecer vigente en el medio artístico, es como Olga Breeskin hizo su aportación al participar en el documental Bellas de Noche, en el que se aborda la historia de las vedettes mexicanas.

“Vamos a ofrecer un mensaje un poquito doloroso, cuando la Breeskin tenía 20 años y pensaba que iba a durar muchísimo más su cuerpo, su juventud, sus curvas. Entonces cuando tienes el ojo puesto en las cosas que se echan a perder te llevas una sorpresa muy triste, en especial cuando después de los 50 años nadie te hace caso”, expresó Olga tras su reciente visita a Monterrey.

Y es que para la también actriz resultó muy doloroso que después de haber sido una mujer muy exitosa y muy asediada por los hombres, nadie la volteara a ver luego de haber alcanzado las cinco décadas.

“Lo viví en carne propia a los 50 años. Nadie me echaba un lazo. Como que todos se pusieron de acuerdo para decir: 'Ésta ya no enseña, ya no vende, ya no está firme, ya no está bonita'. Entonces esa es la esencia del documental. Qué quiero decir con esto, que ojalá las nuevas generaciones lo tomen como enseñanza”.

Por otra parte, la violinista, quien hace varias décadas se convirtió al cristianismo, se encuentra lista para su retorno a la pantalla chica dentro de la Segunda Temporada de Bailadísimo, por Multimedios Televisión.

“Me siento muy contenta, es una sorpresa estar aquí. Muy feliz de formar parte de este proyecto al que Multimedios me hizo la invitación. Así que esperen la sorpresa que se van a llevar ante mi presencia en este reality", advirtió.