AP
29 de mayo de 2017 / 08:41 a.m.

LOS ÁNGELES.— La película Piratas del Caribe: La venganza de Salazar navegó sin contratiempos hacia el primer lugar en las taquillas de Estados Unidos y Canadá, aunque las aguas estuvieron agitadas para la comedia Baywatch con Dwayne Johnson.

La quinta entrega de la serie Piratas del Caribe recaudó 62.2 millones de dólares en sus tres días en cartelera, según proyecciones de los estudios.

De acuerdo con las previsiones, la nueva cinta también estelarizada por Johnny Depp captará en cuatro días 76.6 millones de dólares que incluirá el fin de semana largo por un festivo en Estados Unidos.

La taquilla del nuevo capítulo fue la segunda más baja de la serie que ha captado a nivel global 4.000 millones de dólares. La producción de la nueva cinta costó 230 millones de dólares, pero la serie tiene gran público internacional. Según previsiones, la película recaudará en cuatro días en el mundo 300 millones de dólares.

Baywatch, que tiene clasificación R, se hunde como una roca. La nueva versión cinematográfica de la serie televisiva de la década de 1990 fue ridiculizada por la crítica y el fin de semana captó apenas 18.1 millones de dólares frente a un costo de producción de casi 70 millones.

La cinta recaudará 26.6 millones de dólares del jueves al Día de los Caídos en Guerras el lunes, según las proyecciones.

Incluso Guardianes de la Galaxia 2 tuvo un mejor desempeño en su cuarto fin de semana. La ópera espacial recaudó 19.9 millones y se ubicó en segundo lugar en las taquillas por delante de Baywatch.

El fiasco en taquillas de Baywatch podría ser atribuible a dos factores. Incluso con el renombre de Johnson, las nuevas versiones para el cine de cintas clasificación R derivadas de programas televisivos aptos para toda la familia han dejado que desear, dijo el analista senior de medios de la firma comScore, Paul Dergarabedian.