4 de diciembre de 2013 / 07:36 p.m.

NUEVA YORK.- La negligencia no fue la causa del derrumbe de una tercera torre del Centro Mundial de Comercio horas después de la destrucción de las Torres Gemelas por los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, falló el miércoles una corte de apelaciones al absolver a la empresa constructora y otros demandados.

La Corte Federal de Apelaciones del Segundo Circuito indicó que es "simplemente incompatible con el sentido común y la experiencia sostener que los demandados estaban obligados a diseñar y construir un edificio capaz de sobrevivir a los sucesos del 11 de septiembre de 2001".

La sentencia ratificó los fallos relativos a la torre de 47 pisos del Centro Mundial de Comercio 7 emitidos por el juez federal Alvin Hellerstein, quien sostuvo que los reclamos de la empresa de electricidad neoyorquina Consolidated Edison Co. y sus aseguradoras eran "demasiado rebuscados y débiles" para sobrevivir.

Con Ed y las aseguradoras habían dicho que se podía adjudicar responsabilidad a una compañía propiedad del constructor Larry Silverstein y otros demandados. En una serie de fallos, Hellerstein desestimó a varios demandados.

El edificio se derrumbó a las 5.21 p.m. del 11 de septiembre de ese año, casi siete horas después que los otros edificios. El derrumbe de la Torre 7 aplastó una central eléctrica de Con Ed.

La jueza Rosemary Pooler escribió en el fallo, aprobado por mayoría de 2-1, que de acuerdo con la interpretación de responsabilidad formulada por Con Ed, si un edificio "se derrumbara como resultado de un incendio provocado por un ataque nuclear al sur de Manhattan", se podría responsabilizar a los que lo diseñaron y construyeron.

La jueza escribió que si bien los conceptos que permiten a una entidad presentar una demanda de responsabilidad "por su propia naturaleza deben ser elásticos, al fin y al cabo deben tener una conexión con la realidad".

En un fallo disidente, el juez Richard Wesley dijo que debería haberse realizado un juicio al menos para determinar con testimonios de expertos por qué se derrumbó la Torre 7.

Con Ed había alegado negligencia en parte porque a los inquilinos de la Torre 7 se les había permitido instalar generadores de emergencia con combustible diésel.

El combustible ardió durante horas en el edificio después que los aviones secuestrados se estrellaron contra las torres vecinas, lo cual arrojó escombros hacia el rascacielos menor. Con Ed sostuvo que el combustible diésel intensificó las llamas.

El departamento de bomberos resolvió permitir que las llamas consumieran la Torre 7 porque carecían de fuentes de agua suficientes, el edificio estaba desierto y 343 bomberos ya habían muerto ese día, observó la corte.

Los abogados de ambas partes no respondieron en principio a pedidos de declaraciones.

La construcción de un nuevo edificio del Centro Mundial de Comercio 7, de 52 pisos, fue terminada en 2006.