NOTIMEX
13 de septiembre de 2016 / 01:32 p.m.

SANTIAGO.- La película chilena Neruda, del director Pablo Larraín y donde participó el actor mexicano Gael García Bernal, será la representante de este país en la carrera a ser elegida como mejor película extranjera de los premios Oscar.

El anuncio lo realizó este martes el ministro chileno de Cultura, Ernesto Ottone, en una actividad que se efectuó en la residencia del embajador de España en Chile, Carlos Robles.

En el mismo evento se nominó a “Aquí no ha pasado nada”, de Alejandro Fernández Almendras, para que compita como la mejor película iberoamericana en los premios Goya.

Ottone dijo a periodistas que un comité de 150 personas del mundo audiovisual y académico tuvo a su cargo las dos nominaciones, las que representarán a Chile en la pre-selección que se realizará en ambos concursos.

Valoró el “gran avance” registrado en los últimos 10 años en la internacionalización del mercado audiovisual, con delegaciones cada vez más grandes a festivales y una mayor diversidad de las producciones.

Recordó la obtención del primer Oscar por parte de una producción chilena, este año con “Historia de un oso” de Gabriel Osorio en la categoría Mejor Corto Animado.

Apuntó que las dos producciones seleccionadas fueron realizadas “en uno de los mejores momentos del audiovisual en nuestro país. Ambas cintas abren el abanico infinito de temas que tenemos para mostrar, donde destacan personajes históricos y acontecimientos noticiosos”.

Ottone indicó que los dos largometrajes contarán con financiamiento del Consejo Nacional de la Cultura para promoción y, de esta forma, lograr la nominación de las respectivas academias y acceder al premio.

“Neruda”, protagonizada por el actor chileno Luis Gnecco y por García Bernal, muestra la persecución del policía Oscar Peluchonneau al premio Nobel de Literatura, Pablo Neruda, tras declararse ilegal al Partido Comunista.

“Aquí no ha pasado nada”, protagonizada por el actor chileno Agustín Silva, cuenta la historia de un joven imprudente que se convierte en el principal sospechoso de un atropello, la cual está inspirada en un caso real que afectó a un hijo de un político chileno.