MULTIMEDIOS DIGITAL
26 de mayo de 2016 / 07:39 a.m.

México.- Andrés Granados, abogado de Joaquín Guzmán Loera, declaró a la agencia AP que quien utilice el nombre del capo será demandado.

Su declaración ocurrió luego de que Netflix anunciara El Chapo, serie que llegará a la plataforma en 2017 en una coproducción con Univisión Story House.

El abogado especificó que las cadenas que hagan uso de la marca deberán pagar por los derechos, pues El Chapo es una marca registrada.

En la lista de consulta externa del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial aparecen registradas las nominaciones: El Chapo Guzmán, El Chapo y Joaquín El Chapo Guzmán, a nombre de Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar, hija del capo.

Las tres denominaciones mencionadas están registradas como marca nominativa (la que identifica a un producto o servicio a partir de una serie de palabras), cada una de ellas en las clases 14, 18, 25, 28, 35 y 36, las cuales impiden el uso del nombre en joyería, productos fabricados de pieles de animales, vestuario, calzado y sombrerería, juegos, artículos deportivos o decoraciones, publicidad y seguros, entre otros rubros, cuando no se paguen los derechos.

La única persona que puede utilizar su nombre, ajena a la titular de los derechos, es Kate del Castillo, como declaró Joaquín Guzmán en la entrevista a Rolling Stone a inicios de año.

Teaser de 'El Chapo', la serie. | FACEBOOK

Andrés Granados recalcó el hecho en su encuentro con AP, al mencionar que la actriz tiene el poder de negociar sobre la historia de El Chapo con las cadenas que pretenden sacar la serie de su vida.

“Para hacer algo mejor y por un precio justo hasta el señor Guzmán podría aportar más información”, narra el artículo que da voz al abogado.

En la cuenta de Facebook de la plataforma continúa el avance con la leyenda: “Señoras, señores, patrones y jefes, pónganse de pie porque El Chapo viene en camino. Próximamente 2017”.

El canal Fusion, de Univisión, dijo a AP que no tenía comentarios, por lo que la única aclaración concisa es la que el abogado del capo: “Si ellos lo sacan, inmediatamente van a ser demandados. Ellos necesitan un permiso obligatorio por parte del señor Guzmán, porque él no ha muerto; no es del dominio público”.