AP
17 de junio de 2015 / 01:07 p.m.

Los Ángeles.- Cuando Nicole Kidman era una joven actriz, Jane Campion le ofreció un papel en una de sus primeras películas. Kidman lo rechazó porque tenía que vestir un gorro de ducha y besar a una chica, y ella había soñado con ser una actriz con una melena larga y sedosa que besaba a chicos.

Kidman sigue lamentando haber dejado pasar esa oportunidad, dijo el martes al recoger un premio Crystal + Lucy de Mujeres en el Cine. Ahora ya no tiene miedo a intentar lo inesperado, reconoció instando a las mujeres a "asumir riesgos, elevar nuestras voces y honrar el fuego interior". La ganadora de un Oscar sacó también un gorro de ducha de su bolso y declaró que estaba "lista... para besar a cualquier mujer en la sala". Su amiga desde hace años Naomi Watts, que además presentó su galardón, aceptó la oferta.

NICOLE KIDMAN
FOTO: AP

Entre las premiadas en la ceremonia en el hotel Century Plaza estuvieron la directora Ava DuVernay, la creadora de la serie "Transparent" Jill Soloway, la actriz Kate Mara, la agente Toni Howard y la ejecutiva de Warner Bros Sue Kroll. Mujeres en el Cine entrega el reconocimiento Crystal + Lucy desde 1977 para recaudar fondos para la organización y reconocer a las pioneras de la industria.

Kristen Stewart y la autora de "Crepúsculo", Stephenie Meyer, aparecieron por sorpresa en la ceremonia para presentar a un grupo de jóvenes cineastas que ganaron la oportunidad de grabar cortos inspirados por la saga con financiación y asesoría de profesionales de la industria.

Entre las asistentes al evento estuvieron Sandra Bullock, Phylicia Rashad, Regina King y Judith Light. Maria Bello fue la presentadora del acto.