30 de diciembre de 2014 / 02:45 a.m.

Monterrey.- Luis Islas, el pequeño de cuatro años originario de Nogales, Sonora, quien se hiciera famoso por sus videos a través de la red social Vine, se dio cita en el Parque Fundidora con todos sus seguidores para convivir y pasar un rato agradable.

Fue en un pequeño tren que Luis, acompañado de sus padres, hermanos y amigos llegaron al punto de reunión en el parque; los niños y algunos jóvenes, rápidamente se dieron cuenta de que era el 'vinestar'.

De una manera totalmente sencilla, comenzaron a tomarse fotos, grabar algunos videos y platicar con los asistentes, hubo hasta quien le pidió un autógrafo al pequeño Luis.

En entrevista para Telediario Digital, Fernando Islas (papá de Luis) nos comenta que es la primera vez que de manera oficial se organiza una convivencia entre Luis y sus fans, "con nuestro amigo Winder, por Internet nos conocimos y decidimos traer al niño para que lo conozcan sus fans".

Cómo inició todo

Todo inició como un juego, "yo empecé grabando maquetas con dibujos animados y después empecé a grabar al niño y a la gente le empezó a gustar", dijo el papá.

"Subimos los videos y la gente ya después nos empezó a comentar que querían más videos, que cuándo iban a subir más porque les habían gustado", agregó Brenda Guzmán (mamá de Luis).

El primer video que subieron a Vine fue hace más de un año.

Los padres de Luisito platican que no esperaban el impacto que llegarían a alcanzar al realizar los videos, les sorprendió lo poderosas que son las redes sociales.

Fue el video en donde el “vinestar” dice que necesita que quiten el wifi, porque su mamá está en el Facebook y él tiene hambre; el que logró atrapar a todos sus seguidores, ya que se viralizó por por completo por todas las redes sociales.

Comentan que ahora salen de paseo o de viaje y ya la gente ubica a 'Luisito' y se acercan para pedirle fotos.

Luis ya trae la "chispa"

Sus papás dicen que al momento de grabar no tienen ningún problema con el niño, porque le gusta hacer los videos, "nomás le dices lo que va a grabar y él lo hace".

"A veces no quiere grabar, le tiene que gustar a él la idea, que se le haga atractiva, que se disfracen, o en el carro para que le llame más la atención; cuando es sólo grabar sin nada, sí dice que no, que más al rato" agregó el papá.

Le llegan propuestas

A raíz de hacer los videos y de ver el alcance que Luis logra con sus seguidores, varias empresas se les han comenzado a acercar a su familia para hacerle propuestas de participar en algunos comerciales y hasta en un proyecto para un programa de televisión en el DF.

FOTO Y TEXTO: DIEGO TREVIÑO