14 de enero de 2013 / 03:18 p.m.

 El fiscal general del Estado español, Eduardo Torres-Dulce, descartó hoy que se pueda llegar a un pacto en el caso Urdangarin por razones de Estado con el objeto de evitar un grave daño a la Casa Real y destacó que en ningún momento el rey Juan Carlos I ha presionado para que así sea.

"“Lo que más puede dañar a la imagen de la corona es que puedan existir sospechas de que se negocia"", explicó Torres-Dulce en entrevista televisiva.

Iñaki Urdangarin, marido de la infanta Cristina, está acusado de seis presuntos delito, en concreto el juez le acusa de de prevaricación, malversación, fraude, falsedad y blanqueo de capitales a través del Insitito Nóos, supuestamente sin ánimo de lucro, desde donde se habría aprovechado para hacer negocios ilícitos aprovechando su condición de Duque de Palma.

Mañana concluye el plazo para que Urdangarin presente alegaciones contra la fianza de casi 8 millones de euros solicitada por el juez, misma que el Duque de Palma protestará.

— JOSÉ ANTONIO LÓPEZ