1 de abril de 2013 / 09:56 p.m.

Washington  • Estados Unidos toma con seriedad las amenazas de guerra de Corea del Norte pero no ha visto ninguna movilización o posicionamiento de tropas a gran escala, dijo el lunes la Casa Blanca.

"No hemos visto acciones que respalden la retórica", dijo a periodistas el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Corea del Norte dijo la semana pasada que está en un "estado de guerra" con Corea del Sur y realizó otras amenazas que hicieron escalar las tensiones en la península.

"Hay que notar que pese a la dura retórica que estamos escuchando de Pyongyang, no estamos viendo cambios en la postura militar de Corea del Norte, como movilizaciones a gran escala y posicionamiento de tropas", agregó.

Dos aviones bombarderos estadunidenses con capacidad nuclear y que los radares no detectan, sobrevolaron la semana pasada la península coreana como parte de un ejercicio militar en una muestra de fuerza para calmar a los aliados de Washington en la región.

El Pentágono también ha aumentado la capacidad de defensa de misil de Estados Unidos en la Costa Oeste. Washington ha enfatizado que tiene la capacidad y la disposición de protegerse y a sus aliados en la región.

Carney dijo que los vuelos de los bombarderos eran importantes para tranquilizar a los aliados estadunidenses y "reafirmar nuestra resolución con el Norte y reducir la presión sobre Seúl".

"Y creemos que esto ha reducido la posibilidad de errores de cálculo y provocaciones. También quiero señalar que este patrón de retórica belicosa no es nuevo. Es conocido. Y lo tomamos muy seriamente, tomamos medidas prudentes en respuesta a ello, pero es consistente con comportamientos anteriores", agregó.

REUTERS