multimedios digital
14 de julio de 2016 / 10:22 a.m.

MÉXICO.- Ya ha pasado un año desde que Enrique Iglesias dejó su playera blanca empapada de sangre tras sufrir un accidente con un dron durante su concierto en Tijuana.

Sin embargo, a pesar del paso del tiempo y de haberse sometido a una cirugía reconstructiva, el cantante asegura que no ha podido recuperarse por completo e inclusive el incidente le dejó grandes secuelas.

“Honestamente aún no puedo sentir nada en este dedo [...] Aún no siento nada de la uña para abajo.”, reveló durante una entrevista para un programa televisivo.

Asimismo, el cantante aseguró que al momento del accidente no sintió gran dolor debido la adrenalina del momento.

“Con toda la adrenalina no sentí mucho. Me sorprendí con la cantidad de sangre que estaba perdiendo [...] Sentí un poco de vergüenza frente a mis fans, especialmente con el público que estaba al frente. Cada vez que movía mi mano podías ver sangre por todos lados. En ese momento me di cuenta de lo grave que era. Sentí dolor luego de la cirugía”, detalló.