ALBERTO SANTOS | @ALBERTO_SANTOS
14 de octubre de 2016 / 11:23 p.m.

MONTERREY.- Como solista, el ex vocalista de PXNDX, José Madero, es profeta en su tierra.

El Auditorio Pabellón M se pinto de Carmesí la noche del viernes para darle paso a una presentación que presentaba muchas interrogantes para los presentes.

¿Qué pasaría con el cantante?, ¿Sería capaz de llenar el escenario a falta de sus compañeros?, ¿Cómo reaccionaria el público?

Aquellos fanáticos adolescentes de PXNDX, que crecieron junto con su artista, brindaron su apoyo incondiconal a José Madero, pues desde el primer minuto hicieron explotar sus emociones y convirtieron el lugar en una fiesta.

Playeras en color rojo carmesí inundaron el lugar, mientras que en el escenario rosas rojas adornaban varias áreas.

Fue en punto de las 21:45 horas cuando las luces se apagaron. Todos saltaron de sus butacas para desgarrar sus gargantas al corear el nombre "Pepe".

La noche comenzó al sonido de "Lunes 28", aquel sencillo que lanzó un día después del último concierto de PXNDX, que fue coreado de principio a fin.

Pepe se mostró platicador, bromista y complaciente, pero sin perder esa esencia que lo ha identificado, actitudes muy diferentes a las que mostraba durante su faceta como solista.

"Buenas noches amigos, mi nombre es José Madero y siempre es un gusto tocar en mi tierra. Este proyecto apenas está saliendo como hace 5 meses, es como un bebé, y ver a tanta gente reunida para compartir este proyecto conmigo es muy satisfactorio", comentó el cantante en medio de gritos ensordecedores.

Durante las casi dos horas de espectáculo el público se mantuvo de pie coreando temas de su primera producción independiente, algunas de PXNDX y hasta cóvers como "Sólo un Momento" de Vicentico.

"Estoy muy nervioso porque me vino a ver Arturo y Ricky. Siento que me están juzgando muy cabrón", comentó el cantante, mientras sus compañeros fueron ovacionados al saludar desde el área VIP del lugar.

Con "El Duro Camino", "Reina de Uxmal" y "Abril" fue como el cantante se despidió de los presentes, agradeciendo la velada.