NOTIMEX
14 de noviembre de 2016 / 10:24 a.m.

MÉXICO.- Alejandro Fernández concluyó la noche del sábado su gira mundial "Confidencias Tour 2016" ante aproximadamente 300 mil personas que se dieron cita en la plancha del Zócalo de la Ciudad de México.

El Potrillo deleitó a los asistentes con un show de más dos horas y media, tiempo en que interpretó sus grandes éxitos iniciando con las baladas románticas y cerrando con una gran noche mexicana, acompañado de su mariachi y rindiendo tributo a tres grandes de la música mexicana, Vicente Fernández, Joan Sebastian y Juan Gabriel.

El intérprete tapatío, quien vistió saco en color vino, camisa blanca y pantalón oscuro, al aparecer justo a las 20:30 horas en el espectacular escenario, compuesto por siete enormes pantallas led y un moderno juego de luces, lució en todo momento emocionado y feliz de ver a toda esa multitud que llegó para aclamarlo y cantar con él todas sus canciones.

La velada inició con temas románticos como “Cóncavo y convexo” y “Cuando digo tu nombre”.

“Hace tres años inicié la gira “Confidencias” y qué mejor modo que cerrarla en un sitio histórico como lo es el Zócalo capitalino. Así que acompáñenme a pasarla bien y a cantar conmigo todas mis canciones”, dijo a su público. 

Inmediatamente después comentó que era una noche de homenajes y qué mejor que comenzar con un tema en honor a Joan Sebastian, la canción “Estuve”, el cual fue ovacionado por las miles de personas que arribaron a la plancha del Zócalo desde las 15:30 horas.

Las baladas románticas fueron surgiendo una a una y la gente coreó canciones como “Qué voy a hacer sin tu amor”, “No se hace fácil”, “El aire que me levanta”, “Hoy tengo ganas de ti”, “Se me va la voz” y el tema de Miguel Bosé “Te amaré”.

“¡Vamos a desnudarnos… pero del alma! Acompáñenme a cantar estas tres románticas canciones”, expresó y deleitó a la concurrencia con “Me dediqué a perderte”, “Si tú supieras” y “No sé olvidar”.

Para cerrar la velada de canciones románticas, Alejandro interpretó “Sueño contigo”, al concluir, salió del escenario para cambiarse y regresar minutos después portando un elegante traje de charro negro, con botonaduras doradas y un enorme moño rojo.

Justo a las 21:30 horas apareció el mariachi interpretando “El Huapango de Moncayo”, y al comenzar las notas de “Guadalajara”, el Potrillo inició una gran fiesta mexicana y ahí sí, la gente se prendió y en todo momento lo acompañó en cada una de sus canciones rancheras.

“Quiero compartir con ustedes que me acaban de avisar que estamos haciendo historia juntos y hemos roto el récord de asistencia, con más de 300 mil personas esta noche”, dijo Fernández y la multitud aplaudió y gritó de emoción.

“Quiero decirles esta noche, en este lugar lleno de historia que está en el corazón de México, que hoy nuestro país vive un momento de grandes cambios y hay que decirle al mundo que somos gente buena y muy unida, con una gran cultura y muchos valores”.

“A todo los mexicanos, los que están aquí y los que viven en el extranjero, les digo que no estamos solos, todos somos uno solo y ¡que viva México!”, exclamó el cantante.

Y así se arrancó con el tema “Mátalas” y siguió con " Qué lástima", "Ahora que te vas"," Abrázame". "Si tú te vas", "No", “Que digan misa”, “Loco”, “Si he sabido amor”, “Sin tantita pena” y “Como quien pierde una estrella”.

“No me puedo ir sin antes rendirle homenaje a un gran artista, al señor Juan Gabriel”, señaló el cantante, mientras un enorme grito y miles de aplausos retumbaron en el Zócalo.

Y el Potrillo, junto con el mariachi y un multitudinario coro interpretaron “Ya lo sé que tú te vas”, “La diferencia”, “Te sigo amando”.

También, rindió tributo a su padre, don Vicente Fernández con canciones como “Por tu maldito amor”, “Las llaves de mi alma”, “Mujeres divinas”, “Hermoso cariño”, “Estos celos”, “Acá entre nos” y para rematar y cerrar con broche de oro, esta histórica velada y ya cerca de la medianoche, se despidió con el tema “De qué manera te olvido”.