AP
26 de marzo de 2014 / 03:26 p.m.

Los Ángeles.- Emma Watson no era creyente.

Simplemente no podía imaginar al director de "Black Swan" ("El cisne negro") Darren Aronofsky relatando el cuento bíblico de Noé.

"Darren hace estas películas tan oscuras, tan intensas, tan crudas, tan reales", explicó la estrella de "Harry Potter". "Y pues Noé es como — uno ve a este tipo de la barba larga y los animales ... Realmente era difícil imaginárselo".

Entonces la actriz de 23 años leyó el guion de Aronofsky y Ari Handel.

"Creo que es una visión verdaderamente original de un género, de una historia, de una idea", apuntó Watson, quien en la cinta interpreta a Ila, la hija adoptiva de Noé.

En una entrevista reciente en Los Ángeles, Watson, quien llevaba un vestido estampado de corazones rojos de Stella McCartney, conversó con la Associated Press sobre esta épica bíblica, sobre su espiritualidad y el secreto para sobrevivir una infancia en el estrellato.

 Después de las películas de "Potter" hiciste varias cintas independientes. ¿Qué tal fue volver al terreno de las superproducciones con "Noé"?

Watson: Creo que estos proyectos de gran escala tienen su valor porque, obviamente, tienen un alcance increíble. ... Pero también es muy grato trabajar a una escala más íntima y hacer ese tipo de películas.

¿Te hizo reflexionar "Noé" sobre tu propia postura en cuanto a religión?

Watson: Yo ya tenía la sensación de que era una persona más espiritual que específicamente religiosa. ... De verdad me interesan esas cosas que son más trascendentales que la cultura, la nacionalidad, la raza, la religión.

Algunos grupos han criticado que Aronofsky se tomó muchas libertades con el texto bíblico. ¿Qué les respondes a ellos?

Watson: Si hubiésemos hecho exactamente la historia original, Noé no pronuncia una palabra hasta que se baja del arca. Habrían estado viendo una película muda. El cuento bíblico en realidad no habla mucho sobre ninguna de las mujeres. No hubiera ninguna mujer en la película. Él tuvo que adaptarlo para la pantalla.