13 de abril de 2013 / 07:07 p.m.

Seúl • El secretario de Estado de la Unión Americana, John Kerry, advirtió ayer a Corea del Norte que el lanzamiento de un misil sería un "gran error", el mismo día en que Pyongyang amenazó a Japón con un ataque nuclear.

En Seúl, Kerry expresó el pleno apoyo de EU a su aliado surcoreano, y calificó de inaceptable la retórica belicista de Corea del Norte. "Si Kim Jong-un decide lanzar un misil, sea sobre el mar de Japón o en cualquier otra dirección, estaría eligiendo obstinadamente ignorar a toda la comunidad internacional", dijo Kerry a los periodistas en una rueda de prensa en la capital surcoreana, la primera escala de su gira asiática.

"Sería un gran error por su parte porque aislaría aún más al país", añadió el jefe diplomático de la administración de Barack Obama en referencia al mandatario norcoreano.

Pyongyang amenazó ayer a Japón con "llamas nucleares" en un editorial publicado por la agencia oficial norcoreana KCNA, en el que calificaba de “provocadoras” las declaraciones de Tokio diciendo que podría interceptar un misil que amenace su territorio.

"Japón está en el punto de mira de nuestro ejército revolucionario y si Japón hace el más mínimo gesto, la chispa de la guerra tocará primero” a ese país, afirmó el editorial. El ministerio japonés de Defensa no quiso comentar esas declaraciones, pero indicó que tomaría "todas las medidas necesarias para responder a cualquier escenario".

Según la inteligencia surcoreana, el lanzamiento de un misil podría producirse el lunes 15 de abril, día de nacimiento del fundador de la República Democrática Popular de Corea, Kim Il-sung, muerto en 1994.

Tokio autorizó formalmente a su ejército a destruir cualquier misil norcoreano que amenace su territorio y anunció la instalación de baterías de misiles Patriot en el centro de la capital y en sus alrededores. También ha desplegado destructores en el mar de Japón equipados con el sistema de radar Aegis y con medios de intercepción.

La Casa Blanca reafirmó ayer que no cree que Corea del Norte tenga la capacidad para armar y lanzar un misil nuclear, en la línea de lo expresado por el Pentágono después de que se conociera un informe de inteligencia que alude a una “confianza moderada” en esa posibilidad.

"Quiero que quede claro que Corea del Norte no ha demostrado la capacidad de desplegar un misil con armas nucleares", indicó en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Según Carney, hasta ahora el régimen norcoreano "ha hecho ensayos nucleares y ha desarrollado una tecnología de misiles". "Lo que no ha hecho es demostrar una capacidad de desplegar un misil con armas nucleares", insistió.

En una audiencia el jueves pasado en el Comité de Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes, el legislador republicano Doug Lamborn leyó un extracto de un informe clasificado realizado por la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) y distribuido a miembros del gobierno y congresistas sobre el potencial riesgo nuclear de Corea del Norte.

El extracto, que está desclasificado, señalaba que la DIA "cree con confianza moderada que Corea del Norte puede trasladar armas nucleares en misiles balísticos, aunque su fiabilidad sería baja".

La labor de China

El secretario de Estado estadunidense, John Kerry, estimó ayer que China tiene “un enorme potencial” para calmar a Corea del Norte que —insistió— no será nunca aceptada como una potencia nuclear por la comunidad internacional.

Los dirigentes norcoreanos "deben prepararse para vivir según las obligaciones y los criterios internacionales que ellos aceptaron", declaró Kerry durante una conferencia de prensa en Seúl.

En tanto, el gobierno chino mantiene "una estrecha comunicación” con todas las partes implicadas en el conflicto de la península coreana, pero no confirmó si algún alto cargo chino se ha reunido recientemente con las autoridades del gobierno de Pyongyang.

"No importa cómo cambie la situación, estamos comprometidos con la paz, la estabilidad y la desnuclearización de la península", dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei. El portavoz instó a todas las partes implicadas en el conflicto que, ante la delicada situación actual, "guarden la calma y no cometan acciones que incrementen la tensión". 

AGENCIAS