ABELARDO LUZANÍA | @AABELARDOLUZANIA
3 de mayo de 2017 / 03:37 p.m.

MONTERREY.- Aunque sus raíces nada tienen que ver con nuestro país, Dwayne Verheyden creció rodeado de música texana, misma que lo llevó a encontrarse con un acordeón, del cual quedó perdidamente enamorado.

“Desde niño quedé impactado con la música, con el sonido, y desde entonces es que siempre va conmigo”, declaró.

Su aspecto físico tampoco es el típico de un norteño, sin embargo, este género hace que su corazón lata a mil por hora al coincidir con figuras legendarias como Ramón Ayala o "El Flaco" Jiménez.

“He tenido la fortuna de poder tocar con estos grandes artistas que han tenido influencia directa en mis gustos musicales. Con Ramón Ayala compartí escenario en Monterrey. Con 'El Flaco' Jiménez no sólo me subí al escenario, sino que trabajó conmigo en mi último material discográfico”, contó.

Su experiencia con la música norteña ha sido tal, que Verheyden ya es capaz no sólo de hablar perfectamente el español, sino también de componer canciones que comienzan a ser tocadas dentro de estaciones tradicionales.

“Eso es muy bonito, escuchar tus canciones en la radio y saber que estás haciendo las cosas bien. La verdad es que yo disfruto mucho estar aquí, venir a México. Me gusta todo de este país y en especial de esta ciudad”, aseguro.

“Mi cercanía con el español se dio gracias a mi primera novia mexicana”, recordó entre risas.

Sol y Sombra es el título del más reciente álbum del músico holandés, el cual ya está disponible en tiendas digitales.