20 de agosto de 2013 / 09:47 p.m.

Montevideo • La aparición de nuevos indicios en torno a la desaparición bajo la dictadura militar uruguaya (1973-1985) de María Claudia García de Gelman, nuera del poeta Juan Gelman, llevó a un grupo de antropólogos a solicitar la excavación de los terrenos del Batallón 13 de Montevideo.

Según informó el antropólogo Juan López Mazz, jefe del equipo de antropólogos encargado de las tareas de excavación de restos de desaparecidos, hace dos semanas se pidió al juez Pedro Salazar un pedido para habilitar la búsqueda en esa zona, situada a pocos kilómetros de Montevideo, debido a la existencia de "nuevos indicios" sobre el paradero de los restos de María Claudia.

Lopez Mazz aseguró que "diferentes testimonios" apuntan a que el cuerpo de la mujer, que fue llevada clandestinamente de Argentina a Uruguay como parte de la Operación Cóndor, sufrió varios traslados y puede encontrarse en el Batallón 13.

Se cree que estaba enterrado en el cuartel del Batallón 14 y fue exhumado y llevado al Batallón 13 en la denominada "Operación Zanahoria", un supuesto intento de los militares de ocultar mejor los restos de desaparecidos para que no fueran encontrados.

El antropólogo, que participa en la búsqueda de los restos de Gelman y otros desaparecidos desde 2005, aseguró estar "preparado" para comenzar las tareas de excavación en cuanto el juez dé su visto bueno.

En 2011, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó a Uruguay por la desaparición en 1976 de María Claudia y por la supresión de identidad de la hija de ésta, Macarena Gelman, que le fue arrebatada a su madre al nacer y no recuperó su identidad hasta el año 2000.

El año pasado, el Gobierno que preside el exguerrillero José Mujica y que cuenta con varios ministros que fueron también tupamaros, lideró un acto solemne por el que el Estado uruguayo reconoció su responsabilidad por el caso Gelman.

Además, por aquella causa fijó una indemnización de 500 mil dólares, una cifra bastante superior a las compensaciones económicas precedentes, de unos 150 mil dólares.

Según la Comisión para la Paz (2000-2003), la dictadura uruguaya dejó 38 desaparecidos en el país.

En Argentina se denunciaron otras 182 desapariciones de uruguayos; en Chile, ocho; en Paraguay, dos, y en Brasil, una, todas ellas relacionadas con el Plan Cóndor, orquestado por las dictaduras de América del Sur para reprimir a sus disidentes políticos.

EFE