4 de noviembre de 2013 / 01:08 a.m.

Virginia.-Barack Obama criticó el domingo al republicano Ken Cuccinelli y lo describió como parte de una facción republicana extrema del movimiento conservador Tea Party que cerró el gobierno, y puso todo el capital político de la Casa Blanca a favor del demócrata Terry McAuliffe en una de las últimas jornadas de la enconada campaña por la gubernatura de Virginia.

Las controversias políticas nacionales que han dejado profundamente divididos a demócratas y republicanos se desbordaron hacia la contienda electoral, ante el apoyo del presidente para McAuliffe en este estado vecino de Washington.

Mientras Obama ser refería a Cuccinelli como un ideólogo adverso a los acuerdos, éste afirmaba a sus simpatizantes que los comicios del martes serán un referéndum sobre la impopular ley de salud del mandatario y sobre el apoyo a ésta de McAuliffe.

"Esto no es un juego", manifestó Obama ante 1.600 personas reunidas en el gimnasio de una secundaria. "Hay consecuencias en verdad muy serias cuando alguien actúa ideológicamente, como hacen algunas de estas personas", apuntó.

Obama elogió a McAuliffe como un pensador práctico cuyo compromiso hacia la igualdad cala profundo. Obama dijo a los electores de Virginia que un voto a favor de McAuliffe será un voto a favor del progreso.

Cuccinelli pretende que los electores de Virginia olviden que los homólogos intelectuales de él en el Congreso secuestraron hace apenas unas semanas la economía y el país, con los posteriores perjuicios para los habitantes de Virginia.

"Ahora él (Cuccinelli) afirma que hay que seguir para adelante. No se puede seguir para adelante con ésta es la teoría operativa de la política", afirmó el presidente.

Incluso antes del discurso de Obama, Cuccinelli intentó aprovechar la escala de campaña del mandatario para animar a los simpatizantes de él, muchos de los cuales desaprueban al presidente y detestan la ley de salud del mandatario.

Cuccinelli, que describió a McAuliffe como un beneficiario de las influencias de Washington, dijo a los electores en Weyers Cave, en el noroeste de Charlottesville, que un voto a favor de McAuliffe era un voto de apoyo a la ley de salud de Obama.

"No más ley de salud de Obama en Virginia. Ese es el mensaje que podemos enviar", manifestó Cuccinelli al inicio de una jornada que lo llevaría de aeropuerto a aeropuerto para reunirse con simpatizantes en el estado.

Obama hizo acto de presencia a favor de McAuliffe en un esfuerzo de último minuto de la Casa Blanca y de otros prominentes demócratas para reforzar al candidato en los últimos días de la campaña electoral.

AP