20 de marzo de 2013 / 12:28 a.m.

El presidente de Estados Unidos recibió en la Casa Blanca al primer ministro de Irlanda, el conservador Enda Kenny.

 

Washington DC -Baltimore.- • El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, destacó hoy el progreso experimentado por la economía irlandesa y también el recién anunciado acuerdo por el que la aerolínea Ryanair comprará 175 aviones al fabricante Boeing, al recibir en la Casa Blanca al primer ministro de Irlanda, el conservador Enda Kenny.

Kenny "ha demostrado un gran liderazgo durante tiempos difíciles en Irlanda y estamos viendo progresos en la economía irlandesa", dijo Obama al inicio de su reunión con el primer ministro. Ese progreso en la economía irlandesa "es bueno para la economía de Estados Unidos, porque tenemos mucho comercio e inversión en Irlanda", agregó el mandatario.

Como ejemplo de que los avances en la economía del país europeo tienen efecto "en los empleos y negocios" en EU, Obama citó el acuerdo anunciado hoy por el que la aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair comprará al fabricante estadunidense Boeing 175 aviones 737-800 por unos 15,600 millones de dólares (doce mil millones de euros).

Irlanda ostenta la presidencia de turno de la Unión Europea (UE) en un momento en el que Estados Unidos busca impulsar las negociaciones para un acuerdo de libre comercio entre las dos potencias.

Al llegar ayer a Washington procedente de Nueva York, Kenny señaló que espera que las negociaciones formales entre Estados Unidos y la UE para concretar ese acuerdo de libre comercio transatlántico comiencen a finales de junio y puedan completarse a lo largo de 2014.

Por otro lado, con respecto al proceso de paz irlandés, Obama subrayó los progresos realizados pero también afirmó que es necesario reconocer que "queda mucho trabajo por hacer" hacia la "verdadera unidad" en ese país.

Después de su encuentro con Kenny, Obama recibió a puerta cerrada al ministro principal norirlandés, el unionista Peter Robinson, y al viceministro Martin McGuinness para hablar del "compromiso compartido sobre un futuro próspero y pacífico" para la población de Irlanda del Norte, según la Casa Blanca.

Obama y Kenny también participaron hoy en el tradicional almuerzo en el Capitolio en honor a San Patricio, el patrón de Irlanda. Por la tarde Obama, cuyo tata-tatarabuelo por parte materna procedía de Irlanda, y su esposa, Michelle, serán los anfitriones de una recepción en la Casa Blanca en honor a San Patricio, una fiesta muy celebrada en EU dadas sus raíces irlandesas.

El presidente estadunidense y la primera dama estuvieron en Irlanda en mayo de 2011 en una breve visita de un día. Kenny reiteró hoy que el mandatario estadunidense está invitado a volver a Irlanda cuando quiera, mientras Obama le agradeció por darle "una excusa" para ponerse la corbata verde, el color asociado a San Patricio.

EFE