20 de noviembre de 2013 / 10:01 p.m.

Washington.— El jazzista cubano Arturo Sandoval y el químico mexicano Mario Molina conformaron el grupo de 16 estadounidenses destacados a los que el presidente Barack Obama impuso el miércoles la Medalla Presidencial de la Libertad.

Molina y Sandoval son estadounidenses por naturalización.

La ceremonia formó parte del homenaje que Obama rindió a John F. Kennedy, quien creó la versión moderna de la condecoración pero no vivió para entregarla al ser asesinado el 22 de noviembre de 1963, dos semanas antes de la ceremonia.

Obama describió a Sandoval como "uno de los trompetistas más reconocidos en el planeta" y relató que durante su juventud llegó a ser arrestado por su insistencia de escuchar jazz en la emisora del gobierno estadounidense La Voz de América, la cual estaba proscrita.

"Músicos como él han sacrificado tanto por tocar" jazz, agregó Obama refiriéndose a que Sandoval abandonó en su juventud su isla natal aún consciente de que no podría no ver nuevamente a sus padres.

Sandoval compartió con AP que uno de sus sueños es poder regresar de visita algún día a "una Cuba completamente libre, pero con la situación en que está el país ahora, por supuesto que está fuera de mi mente visitar a Cuba".

"No quiero hacerlo, pero no pierdo la esperanza de que ese país sea otra vez lo que fue", agregó el también pianista y compositor, para quien la medalla significa "un reconocimiento muy grande y tener la conciencia tranquila porque parece que hiciste las cosas bien en la vida".

El habanero de nacimiento describió como "muy bonito" el haber sido incluido junto a Molina entre los homenajeados porque "los latinos somos personas que hemos venido a este gran país no solo a obtener los privilegios de vivir en él, sino también a aportar nuestro granito de arena".

El ganador de 9 premios Grammy está postulado la noche del jueves a un Latin Grammy como productor del año con el cantante peruano Gian Marco y otro al mejor álbum tropical tradicional con "Un Siglo de Pasión". Sin embargo, Sandoval no asistirá a la ceremonia en Las Vegas porque estará volando hacia Tokio para acompañar al compositor francés Michel Legrand en su recital previsto para el viernes 22.

Obama dijo que la contribución de Molina "no es solo su investigación innovadora, sino su insistencia en que cuando ignoramos las peligrosas emisiones de carbono corremos el riesgo de destruir la capa de ozono y poner en riesgo a nuestro planeta".

"Gracias al trabajo de Mario, el planeta se unió para abordar una amenaza común", dijo el mandatario refiriéndose al Protocolo de Montreal, suscrito en 1987 para salvar la capa de ozono exhortando a las naciones del orbe a reducir emisiones de sustancias químicas para el año 2000.

Molina dijo a AP que la medalla representa para él un "gran honor" y la oportunidad de decir que "los latinos podemos contribuir al bienestar de la sociedad en Estados Unidos y en todo el planeta".

El ganador de un premio Nobel de Química exhortó a los gobiernos latinoamericanos a impulsar mejor el conocimiento de las ciencias.

"En mi campo que es la ciencia, no siempre motivamos a los niños a que sigan estudiando. Sí tenemos una apreciación muy grande por la cultura general y las artes, pero yo creo que disciplinas como la ciencia son una contribución tan importante para la sociedad moderna que deberíamos empujarla más en nuestra cultura", agregó el científico que actualmente divide su tiempo entre Ciudad de México y San Diego, California.

AP