13 de julio de 2013 / 04:11 p.m.

Washington • El presidente estadunidense Barack Obama telefoneó ayer a su par ruso, Vladimir Putin, luego de que Washington advirtiera a Moscú contra brindarle al prófugo ex contratista de la CIA y de la NSA Edward Snowden una “plataforma de propaganda” al otorgarle asilo.

La llamada se produjo tras conocerse que Snowden, requerido por EU por espionaje, pidiera refugio temporal en Rusia, a casi tres semanas de haberse quedado varado en la zona de tránsito del aeropuerto Sheremetievo de Moscú, para luego poder ir a América Latina, donde Bolivia, Nicaragua y Venezuela le ofrecieron asilo.

Ambos presidentes discutieron "una serie de temas de seguridad y bilaterales, entre ellos la situación del señor Snowden", informó el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney.

El portavoz advirtió a Moscú que dar asilo a Snowden iría en contra de sus afirmaciones de que buscaba que este caso no dañara las relaciones con Washington.

El ex técnico de los servicios secretos estadunidenses, que reveló la existencia de un amplio programa de espionaje y vigilancia de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) y por ello es buscado por la justicia de su país, firmó ayer su solicitud de asilo político en Rusia.

Moscú aseguró previamente que aceptaría dar el asilo al informante con la condición de que no hiciera más daño al gobierno estadunidense con sus revelaciones.

En un comunicado difundido ayer por el portal de Wikileaks, Snowden dijo que solicitó asilo al gobierno de Rusia porque no puede salir con seguridad del país, y lo hizo para obtener un salvoconducto a América Latina.

Por su parte, la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, afirmó ayer que el ex analista de la CIA (Agencia Central de Inteligencia), tiene derecho a solicitar asilo y debería ser protegido por haber revelado información que atenta contra los derechos humanos.

"El caso de Snowden muestra la necesidad de proteger a las personas que revelan información que tiene implicaciones en el respeto de los derechos humanos, así como la importancia de asegurar el respeto por el derecho a la privacidad", afirmó la comisionada de las Naciones Unidas.

AGENCIAS