16 de febrero de 2013 / 05:49 p.m.

Washington.- El presidente estadunidense, Barack Obama, rindió un homenaje ayer a las seis maestras que murieron junto a 20 niños al intentar salvarlos durante la masacre en la escuela primaria Sandy Hook en Connecticut, en diciembre pasado.

Las maestras Dawn Hochsprung, Lauren Rousseau, Victoria Soto y Rachel Davino, la psicopedagoga Mary Sherlach y la auxiliar de maestra Anne Marie Murphy murieron cuando Adam Lanza desató una balacera en la escuela en Newtown, Connecticut, en el noreste de Estados Unidos.

Todas las educadoras estaban representadas en la ceremonia en la Casa Blanca por familiares, que recibieron de manos de Obama la condecoración póstuma, la Medalla Presidencial Ciudadana, el segundo máximo reconocimiento en Estados Unidos.

"“Podían haberse centrado en su propia seguridad, en su bienestar, pero no lo hicieron. Dieron su vida para proteger a estos valiosos niños bajo su cuidado. Lo dieron todo por los más inocentes e indefensos de entre nosotros”", mencionó el presidente durante la ceremonia.

Obama, que dio la medalla a otras 12 personas, ha convertido la masacre de la escuela Sandy Hook en Newtown en un llamado a la acción para que el Congreso adopte medidas para el control de la venta de armas de fuego.

"“He llegado a conocer a muchos de ustedes en el transcurso de semanas realmente muy duras, y nuestra valentía y amor por los demás y por nuestras comunidades brilla cada día”", dijo Obama.

Desde 1969, la Medalla Presidencial para Ciudadanos ha servido para premiar a los habitantes comunes por su “"labor ejemplar de servicio al país o a sus compatriotas"”.

AGENCIAS