NOTIMEX
15 de mayo de 2015 / 01:07 p.m.

Washington.- El presidente estadunidense Barack Obama dijo que hoy que con la muerte de B.B. King el mundo del blues perdió a su máximo exponente y monarca, mientras que Estados Unidos perdió a una leyenda de la música.

El blues perdió a su rey y Estados Unidos ha perdido a una leyenda”, indicó el mandatario en una declaración en la que recordó la enorme influencia que tuvo este ícono mundial de la música, quien falleció este viernes en Las Vegas a los 89 años.

Obama destacó cómo desde sus humildes orígenes, hijo de un trabajador agrícola nacido en una plantación de algodón en Misisipi, Riley B. King –su nombre de pila-, pasó a convertirse en un embajador “que llevó un ritmo musical tan estadunidense al resto de su país y el mundo”.

Nadie trabajó tan duro como B.B. Nadie inspiró a más artistas, nuevos y formados. Nadie hizo tanto para diseminar el evangelio del blues”, dijo.

B.B. King

Hace tres años, B.B King fue invitado a participar en un concierto de blues en la Casa Blanca, y Obama recordó la ocasión haciendo notar el contagio que provocaron sus notas musicales entre los asistentes, incluyéndolo a él.

“No me esperaba que me convencerían para cantar algunas líneas de ‘Sweet Home Chicago’ con B.B. al final de la noche, pero ese era el tipo de efecto que tenía su música y aún lo tiene”, refirió en mandatario.

Obama dijo que la música de B.B. King se contagia, “se queda grabada en tu cabeza, hace que te muevas, que hagas cosas que probablemente no harías, pero que disfrutas haciéndolas”.

“B.B. se ha ido, pero esa emoción se quedará con nosotros para siempre, y está noche habrá una mortal sesión de blues en los cielos”, dijo aludiendo al tema “The thrill is gone” (La emoción se ha ido), quizá uno de los mayores éxitos en su carrera musical.