10 de diciembre de 2013 / 01:23 a.m.

Washington.- El presidente de EE.UU., Barack Obama, pidió hoy el cese de la violencia en la República Centroafricana y dijo que su país apoyará los esfuerzos de Francia para proteger a los civiles, en un mensaje de radio dirigido a los ciudadanos de esa nación.

"Respetados líderes" de las comunidades musulmana y cristiana "están llamando a la calma y la paz. Pido al Gobierno de transición que se una a esas voces y detenga a los que están cometiendo delitos", dice Obama en el mensaje.

"Ustedes, los orgullosos ciudadanos de la República Centroafricana, tienen el poder de elegir un camino diferente" a la "violencia terrible de los últimos días", agrega Obama, que grabó el mensaje en Dakar (Senegal) durante una parada en su viaje a Johannesburgo para asistir al memorial por el expresidente sudafricano Nelson Mandela.

Según Obama, "todo ciudadano de la República Centroafricana puede demostrar el coraje que se necesita en estos momentos" y "mostrar su amor por su país al rechazar la violencia".

Los militares franceses comenzaron este lunes las operaciones de desarme forzoso de los exrebeldes del grupo Séléka y otras milicias que han atacado a la población civil desde el pasado jueves en Bangui, capital de la República Centroafricana.

Por su parte, el secretario de Defensa de EE.UU., Chuck Hagel, aprobó el envío de transporte aéreo desde Burundi a la República Centroafricana para ayudar a esos militares franceses.

Desde el pasado jueves, el mismo día que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó por unanimidad una resolución de intervención internacional en la República Centroafricana, los enfrentamientos entre diferentes milicias se han cobrado 400 muertos en ese país, según la Cruz Roja.

La crisis comenzó el pasado 24 de marzo, cuando Bangui fue tomada por los rebeldes de Séléka, que asumieron el poder en el país y derrocaron al presidente François Bozizé, que se exilió.

EFE