7 de mayo de 2013 / 01:48 a.m.

Washington DC -Baltimore • El presidente estadunidense, Barack Obama, y el senador demócrata Mark Udall perdieron una partida de golf con dos senadores republicanos, con los que el mandatario intenta acercar posturas en temas como el presupuestario o el migratorio.

El presidente, con el hándicap más alto de los cuatro jugadores, y su compañero de equipo no pudieron con la puntería del senador republicano por Georgia Saxby Chambliss, que consiguió un hoyo en uno.

Chambliss bromeó tras la jornada de golf: "como hice un hoyo en uno, el presidente debe darnos a los republicanos todo lo que queremos en reforma de los programas sociales".

Según la Casa Blanca, la tarde deportiva sirvió para tratar las negociaciones en el Congreso, que ahora están centradas en conseguir un compromiso presupuestario y fiscal a largo plazo y avanzar con la reforma migratoria.

El otro participante, el senador republicano por Tennessee Bob Corker, indicó que "con los problemas fiscales a los que se enfrenta el país y los temas sobre política exterior, pasar algunas horas para tener la atención del presidente es algo positivo".

Demócratas y republicanos están enfrentados en el Congreso en cómo conseguir reducir el déficit en el largo plazo, ya que los primeros consideran necesario una reforma fiscal que aumente los ingresos estatales, mientras que los segundos creen que es necesario hacer recortes en programas sociales.

Además, el senado está avanzando lentamente en los primeros pasos para acordar una reforma migratoria que incluya un camino hacia la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes ilegales que actualmente residen en el país.

EFE